Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Daniel García: «estudio mecánica en Washington Academy para ayudar a los demás»

Daniel García, estudiante de Washington Academy

«No me importa llenarme de grasa; la cosa es que a uno le guste lo que hace.»

SAN PEDRO SULA. El conocimiento es el poder más grande que tiene el ser humano y es algo que le permite no solo beneficiarse a sí mismo, sino también ayudar a los demás.

Por ya varios años, Washington Academy se ha encargado de llevar ese tan necesario saber hasta los hondureños, ofrecido en los diferentes diplomados que esta academia propone.

De esta manera, se da la oportunidad de que ciudadanos empoderados y llenos de perspectiva puedan acceder a la capacitación técnica para ponerla al servicio de la sociedad.

Este es el caso de Daniel García, un estudiante de mecánica en Washington Academy que tiene muy claros sus objetivos, y que hoy los comparte con Iconos Mag.

García tiene 40 años y, además de estar en la academia, colabora en la Asociación Hondureña de Maquiladores como contador.

Daniel García, estudiante de Washington Academy
Daniel García es estudiante de mecánica en Washington Academy. Foto: Gerardo E. Barrera

Daniel afirma que anteriormente ha vivido muy malas experiencias en cuanto a las reparaciones de automóvil y explica que eso fue parte de su inspiración para aprender algo más.

«Mi motivación nació porque yo tuve un carro y lo llevaba de taller en taller y nunca me lo dejaban como quería; entonces como miraba eso decidí aprender, para poder arreglar mi auto y así también ayudar a los demás» explica él.

De este modo, «si yo ando en la carretera y miro a alguien que necesita ayuda, poder apoyar a esta persona».

«En los talleres a veces le dicen que está mala una cosa y no es eso, sino que es algo sencillo y los mecánicos lo hacen ver más complicado. Viendo esa situación, me interesé en la mecánica y así no volver a gastar lo que antes.»

El aprendizaje en Washington

El estudiante de mecánica en Washington Academy se siente muy satisfecho de lo que hasta ahora ha podido aprender y muestra gran entusiasmo por lo que viene.

«Ahora tengo ya un mes y medio y he aprendido a arreglar puntas, extremos y esféricas. También estamos estudiando el sistema eléctrico de los carros, observando qué es lo que tienen y luego hacer el diagnóstico.»

En Washington Academy se aprende la teoría de la mano con la práctica. Foto: Gerardo E. Barrera

«También cambio de frenos y pastillas. Dentro de un mes vamos a estar tocando los motores.»

En la clases «tenemos un maestro muy profesional que nos está enseñando no solo cosas teóricas sino también prácticas, pues eso es lo fundamental porque ahí se aprende más».

Vivencias personales

Uno de los puntos más interesantes en cuanto a Daniel García, es que desempeña un puesto de oficina y luego llega a la academia para hacer algo totalmente diferente.

En realidad, «no me importa llenarme de grasa; la cosa es que a uno le guste, porque luego ahí está el jabón para lavarse bien y seguir normal» aclara.

«La verdad quiero aprender muchas cosas. Después de mecánica quiero aprender refrigeración para poder arreglar los electrodomésticos de la casa también, pues ya soy electricista y hago mis trabajos aparte.»

Daniel García, estudiante de Washington Academy
El estudiante de mecánica explica todo lo que ha aprendido en la academia. Foto: Gerardo E. Barrera

Así también, el estudiante de mecánica expresa que en algún momento piensa emprender por sí mismo y tener un negocio del que sea propietario.

«Poner mi propio taller sería algo genial para poder ayudar a la gente y no hacerle un fraude, sino que hacerle un diagnóstico correcto y decirle al cliente: esto es lo que tiene malo.»

Invitación

Con su agradable experiencia como estudiante de Washington Academy, Daniel García hace un cálida invitación a todos aquellos que desean aprender algo más en la vida y afirma que TODO vale la pena.

«Recomiendo Washington porque es una academia que trata de ayudar a las personas que de verdad lo necesitan. El costo no es mayor sino que es beneficio para uno avanzar en la vida y aprender.»

Daniel invita a todos a tomar el reto Washington Academy. Foto: Gerardo E. Barrera

Además, «el tiempo lo hace uno. El costo para mí es personal, pues lo hago para mi persona y no quedarme en lo mismo, sino aprender más. En nuestros días hay muchos jóvenes que se pierden por no buscar el éxito en la vida.»

Finalmente, «creo que todos deberían venir a aprender en todas las áreas que esta academia ofrece, de acuerdo a lo que cada quien le gusta».

¡Comparte!
No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.