Honduras 504

Didier Flores y su curiosa llegada al curso de refrigeración de Washington Academy

Si uno no estudia, ahora, no es nada.

DIDIER GONZÁLEZ

SAN PEDRO SULA. Muchas veces una situación compleja y que presente un reto difícil es lo que se necesita para salir de la zona de confort y explorar nuevas facetas del talento.

Esa es precisamente la historia que le ha tocado a Didier Flores, estudiante del diplomado de refrigeración en Washington Academy. Aunque a simple vista parecer ya mayor, es solo un joven de 17 años.

Él nos cuenta que llegó a la academia por medio de Facebook, y que una pequeña situación en su hogar fue el detonante para decidirse a ser una mejor versión de sí mismo.

Didier González es estudiante de refrigeración en Washington Academy. Foto: Gerardo E. Barrera

«Una vez en mi casa se me arruinó la ‘refri’ y yo no tenía como arreglarla; tampoco tenía dinero. Entonces me puse a buscar y ver vídeos en Internet y así la pude arreglar. Y desde ahí comenzó mi carrera en la refrigeración.»

Luego, «me interesó mucho el curso de refrigeración de Washington los sábados, porque yo trabajo de lunes a viernes dando mantenimiento en la colonia La Paz de La Lima, Cortés; también instalación de aires e instalaciones eléctricas», detalla.

El curso de refrigeración «me llamo la atención porque así tengo más capacitación, puedo aprender más todavía y pues para mí es una gran oportunidad seguir adelante aquí en esta academia.»

Experiencia en Washington Academy

Didier explica que en Washington Academy ha encontrado un ambiente perfecto para desenvolver sus capacidades y afirma que ha aprendido «muchas cosas» que antes no manejaba.

«La unidad y la convivencia con los compañeros, ayudarnos unos a otros y seguir adelante. También otras cosas como la humildad, pues la humildad es la esencia de la grandeza. Para mí es perfecto estar aquí, pues ha sido una muy buena experiencia.»

Por supuesto, en la parte técnica «aprendí la instalación de aires acondicionados y cualquier tipo de minisplit: industrial, de toneladas o de BTU.»

En Washington Academy, Didier ha encontrado el ambiente perfecto para aprender. Foto: Gerardo E. Barrera

«También la limpieza y mantenimiento: cómo cargarle el refrigerante y la instalación eléctrica respectiva. Me ha servido bastante estar en Washington Academy.»

Aunque ya ha avanzado muchísimo en su conocimiento en el área, Didier Alexander Flores reconoce que «la experiencia se adquiere ya con los años y a uno lo van conociendo ya con los años; se lleva tiempo.»

Por ello, mide su crecimiento académico «de un cien, un cuarenta por ciento». Es así como, con positivismo y orgullo afirma: «hasta el momento me ha ido bien.»

No ha sido fácil

Para Didier Flores el camino para ser una mejor persona a través de la capacitación profesional en Washington Academy no ha sido fácil. Uno de los principales retos, como él mismo lo expresa, es el tiempo.

«Mi mamá vive solo conmigo. Dejo a mi mamá sola en la casa y me vengo a estudiar. Después que salgo de aquí voy a cuidarla por cualquier cosa», revela el joven de 17 años.

«Sacrificio creo que no he tenido mucho, pero si he hecho esfuerzo porque yo creo estudiar en estos días es todo un reto, pues no es cualquier joven que dice: voy a salir adelante y ser alguien en la vida.»

Didier Flores
Las cosas no han sido fáciles para Didier, pero sigue adelante con la mira en sus metas. Foto: Gerardo E. Barrera

El estudiante de refrigeración tiene claras sus metas de vida. Además, opina que «la juventud de ahora está perdida». Pero en medio de ese ambiente, «al menos, mis hermanos y yo hacemos la diferencia.»

Fue un momento perfecto en la entrevista para Iconos Mag, para preguntarle a Didier: ¿por qué piensas que la juventud de ahora está perdida? Su respuesta fue contundente.

«Porque usted le pregunta a cualquier joven en la calle: ¿qué querés hacer en tu futuro?, y te responden: nada. O ¿cómo te mirás dentro de diez años?, y dicen: aquí mismo.»

«Creo que todo viene por la crianza en la casa; ahí está todo, porque mi mamá me ha inculcado que yo tengo que salir adelante y superarme porque así fue mi papá, así lo han sido mis hermanos y yo quiero seguir su ejemplo para ser alguien en la vida.»

Satisfacción total

Con su trabajo y, ahora sus nuevos competencias técnicas, Didier es un firme sostén para su núcleo familiar, conformado por él, su madre y su hermano menor.

En el futuro, Didier se ve como exitoso ingeniero en refrigeración. Foto: Gerardo E. Barrera

De la misma forma, declara que sus relaciones sociales le dicen: “te felicito, sos un joven muy aplicado y muy honesto; trabajás perfecto, como un hombre adulto. Seguí adelante Didier”.

En el futuro, se ve como ingeniero en refrigeración, aportando a su país y siendo un ciudadano de éxito.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar