Honduras 504Top

Jesús Vélez Banegas y la Covid-19: ‘No respeta razas, edad, estatus o profesión’

San Pedro Sula. El periodista Jesús Veléz Banegas ha vencido la infección de la Covid-19 y ha compartido su testimonio con ICONOS Mag.

El comunicador hondureño, conocido por su larga trayectoria en el área deportiva, estuvo internado por 23 días en la sala Covid-19 del hospital móvil de San Pedro Sula, ubicado en un predio del hospital Mario Catarino Rivas.

Jesús Veléz Banegas
Foto: Social Media

La enfermedad tocó su puerta y de una forma sorprendente, ya que Veléz asegura que en todo momento se percataba de seguir al pie de la letra todas las medidas de bioseguridad.

Además, en su programa radial matutino Comentando la noticia, transmitido a través de Radio Internacional; Jesús y su hijo, Jesús Vélez Menjivar, orientaban a su audiencia a cuidarse y a respetar los protocolos de bioseguridad.

Foto: Social Media

Lastimosamente, el periodista no ha logrado identificar en qué momento se contagió del virus.

Lo que sí asegura es que su cuerpo no desarrolló algunos síntomas comunes de la infección, como fiebre, diarrea o dolores de garganta.

Los primeros días en que sintió anomalías en su salud, procuró no dejar transcurrir el tiempo y se dirigió a un centro asistencial a practicarse la prueba de la Covid-19.

El resultado fue positivo y Jesús Veléz Banegas comenzó a medicarse con el conocido tratamiento M.A.I.Z.

Su situación empeoró y se vio obligado a buscar ayuda médica en el hospital móvil de la ciudad.

Momentos de angustia

Para Jesús Veléz Banegas seguir con vida es un regalo de Dios. Sin embargo, esos momentos vividos en la sala Covid-19 fueron de mucha angustia.

«Agarré un taxi y me fui, cuando llegué ya iba bastante afectado, llegué hasta el hospital móvil casi cayéndome. Llegaron a traerme en una silla de ruedas para internarme».

Jesús Vélez Banegas

Para constatar que la enfermedad no se hubiese desarrollado en su mayor escala, Veléz Banegas fue sometido a una tomografía computarizada, más conocida como TAC.

En su interior, el reconocido comunicador temía lo peor: que sus pulmones estuvieran gravemente afectados. Y así fue.

«Me ingresaron a la sala Covid-19; estuve 23 días en la sala, comenzaron a darme medicina con mucha prontitud, cualquier cantidad de exámenes de sangre, inyecciones y pastillas a cualquier hora del día o la noche».

Jesús Vélez Banegas
Jesús Veléz Banegas
Foto: Jesús Veléz Banegas

Noches de aflicción

El periodista Jesús Veléz Banegas fue testigo del llanto y el dolor que se vive en esas salas con pacientes de Covid-19, «los días y las noches son interminables en el hospital».

Sin embargo, el comunicador procuró en todo momento mantener su mente despejada y en paz, animándose a sí mismo a seguir en la lucha y manteniendo viva la promesa de que pronto saldría de esa difícil batalla.

«En las noches interminables, cuando me despertaban para inyecciones y medicinas me quedaba despierto, agarraba mi teléfono y ponía Cuando levanto mis manos, una alabanza preciosa».

Jesús Vélez Banegas
Jesús Veléz Banegas
Foto: Jesús Veléz Banegas

Entre esos momentos de dolor, Banegas recuerda que en contadas ocasciones tuvo que observar la muerte de otros pacientes y cómo eran ingresados a las temibles bolsas negras.

Y en su mente siempre rezaba: «No voy a salir en una bolsa negra, tengo que salir de esta».

Gratitud y esperanza

Hace aproximadamente dos semanas, Jesús Veléz Banegas salió del hospital, le practicaron las pruebas debidas y salió negativo. La inmensa gratitud que el periodista siente es incalculable.

En primer lugar, el comunicador agradece infinitamente a Dios, por darle la fuerza espiritual y física para vencer la Covid-19 y por birndarle la oportunidad de seguir con su familia.

Agradece también, la especial atención que recibió por parte del equipo de médicos, enfermeros y enfermeras del centro asistencial, demostrando que son dignos de ser llamados héroes.

Asimismo, Veléz expresa su más grande gratitud a su familia y amigos cercanos, que moralmente estuvieron con él y pidieron en oraciones por su salud.

«El hospital móvil prestó un servicio extraordinario. Los doctores y enfermeras siempre me dijeron que mi estado de ánimo era extraordinario y que eso me iba a ayudar a mejorar pronto».

Jesús Vélez Banegas

¡A cuidarse!

Si bien el periodista catracho venció la Covid-19, aún le queda un largo camino por recorrer.

Al salir del hospital su condición física cambió por completo: «salí, muy débil, perdí mucha masa muscular, mucha fuerza en las extremidades, porque uno no se levanta de la cama».

«No he sentido nada, estoy tratando de comer bien, todas las mañanas bebo un batido de papaya, piña, jugo de naranja y miel, para ir normalizando mis órganos internos por la carga de medicamentos que recibí».

Jesús Vélez Banegas

Actualmente, Veléz asegura sentirse bien, ya retornó a sus labores diarias, que realiza desde casa y procura hacer ejercicio, para mejorar la respiración.

El periodista recuerda sus primeros días al salir del hospital, cuando ni siquiera podía levantarse solo, mucho menos bañarse y estar de pie por sí mismo.

«Debemos cuidarnos, la bioseguridad es importante, andar mascarilla, gel y distanciamiento. No es cosa de juventud, no es cosa de niñez, no es cosa de mayor, a cualquier persona le puede dar y morir, no es cosa de estar en hospital privado o público».

Ahora, ya es un poco más independiente, en cuanto a cuidado personal, pero siempre mantiene viva la alerta del virus y aconseja en todo momento a sus amigos y audiencia en general.

Foto: Pexels

«Señores, la Covid-19 no respeta razas, edad, estatus, profesión. Simplemente mata, debemos de seguir cuidándonos: mascarilla, gel y distancia social».

Cafeteando con Jesús Veléz Banegas

Click aquí: Más noticias de tu interés en ICONOS Mag

Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar