Honduras 504Top

San Judas Tadeo, tu día es hoy y lo festejamos en la catedral San Pedro Apóstol

San Pedro Sula. Hoy miércoles 28 de octubre, la comunidad católica de Honduras, celebra con devoción, júbilo y alegría el día del amado santo de los imposibles: San Judas Tadeo.

San Judas Tadeo

San Judas Tadeo es uno de los santos más venerados y querido por los católicos, debido a los numerosos favores y milagros que los creyentes reciben por sus oraciones.

San Judas Tadeo

En la catedral San Pedro Apóstol de San Pedro Sula, tiene tres misas en su honor:

La primera es a las 6.40 am, la segunda es a las 11.00 am y la gran misa por su día, a las 6.00 pm. El uso de la mascarilla y el distanciamiento humano es obligatorio.

San Judas Tadeo

San Judas Tadeo también es conocido como San Judas Santiago, y hoy, los sampedranos y hondureños se regocijan y lo celebran. Lo honran por sus milagros, porque es el santo de lo imposible.

La oración tiene poder. Por ello, no importa cuál es el problema o tribulación que atraviese. Pídale con fe.

HIMNO A SAN JUDAS TADEO

Los labios se abren
Para el himno festivo
En honor de San Judas
El Apóstol Glorioso.

Oh Judas Tadeo,
Con tu santidad,
Por el mundo tan reo
Implora piedad.

Ardiste de celo,
Pureza y amor,
Por esto, ahora en el cielo,
Contemplas al Señor.

De Cristo la llamada
Seguiste y la voz
Fiel lo has servido
Hasta la Cruz.

Por nosotros también implora
Que en esperanza, que en fe,
Seguimos cada hora
A Él solo, el Gran Rey.

Oh Apóstol glorioso,
Que arriba en el Cielo
Nos guíes piadoso
Hasta llegar a Jesús. 

San Judas Tadeo

Oración por San Judas Tadeo

¡Oh gloriosísimo apóstol San Judas! Siervo fiel y amigo de Jesús. El nombre del traidor que entregó a tu querido maestro en manos de sus enemigos ha sido la causa de que muchos te hayan olvidado, pero la Iglesia te honra y te invoca universalmente como el patrón de los casos difíciles y desesperados.

Ruega por mí que soy tan miserable, y has uso de ese privilegio especial a ti concedido de socorrer visible y prontamente cuando casi se ha perdido toda esperanza.

Ven en mi ayuda en esta gran necesidad, para que reciba los consuelos y socorros del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente en la que te presento a continuación. (Haga aquí cada una de sus súplicas)

Alcánzame lo que humildemente te pido para que pueda siempre, con todo mi ser y todo mi corazón, bendecir y alabar a Dios contigo y con todos los escogidos por toda la eternidad.

Te prometo, glorioso San Judas, acordarme siempre de este gran favor y nunca dejaré de honrarte como a mi especial y poderoso protector y hacer todo lo que pueda para fomentar tu devoción.

Amén.

San Judas, ruega por nosotros y por todos los que te honran e invocan tu ayuda.

Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar