Jetset

Subastarán la millonaria colección del magnate Rockefeller

REDACCIÓN. El arte en todas sus formas era algo que el magnate estadounidense, David Rockefeller apreciaba apasionadamente junto a su esposa Peggy Dulany, objetos únicos que él acumuló en sus mansiones, ahora están en subasta.

El dinero que se recaude con las piezas que forman la colección, se destinará a organizaciones como el Museo de Arte Moderno de Nueva York, la Universidad de Harvard y la Sociedad de las Américas.

Pinturas de Picasso y de Matisse, vasijas históricas de la era Victoriana, arte asiático, cuadros europeos, cerámica precolombina, y muebles antiguos están entre las piezas que se subastarán.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»12676″]
Rockefeller junto a su esposa Peggy en una foto de antaño. Foto: Twitter-Christie´s
[thb_gap height=»30″]

Las subastas se llevarán a cabo entre el 8 y el 11 de mayo en New York, a través de la casa de subastas Christie´s, sin embargo, también se hará el 12 de junio una subasta posterior de las joyas que el norteamericano poseía.

Este lote está integrado en concreto por 19 piezas en las cuales, se incluye un diamante de cinco quilates incrustado en un anillo de platino, joya que David le entregó a su prometida en 1940 cuando pidió su mano.

Según los organizadores de la subasta que han denominado “Magnificent Jewels” este anillo representa el inicio de toda la colección que la pareja acumuló durante sus vidas, dejándose llevar por su gusto, instinto y también algún consejo.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»12679″]
Una de los cuadros de Pablo Picasso que el magnate preservaba en su colección privada. Foto: Twitter-Christie´s
[thb_gap height=»30″]

La colección incluye un set compuesto de cinco piezas de Van Cleef & Arpels y un reloj de oro rosado de 14 quilates de la firma Cartier.

Cada una de estas piezas simbolizan cada uno de los momentos que la pareja de millonarios vivió juntos.

Las tallas más pequeñas y las piedras menos preciosas coinciden con la segunda guerra mundial, tras el fin de esta época bélica vuelven a adquirir los diamantes y el platino.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»12680″]
La pintura de Picasso «Chica joven con una cesta de flores» formaba parte de la colección de Rockefeller. Foto: Twitter-Christie´s
[thb_gap height=»30″]

Entre las piezas destacadas podemos mencionar, la pintura de Picasso Chica joven con una cesta de flores; y un quemador de incienso sirio del siglo XIII que fue regalado a David por su madre Abby Aldrich, y que colocaba en su escritorio cuando presidia el Chase Manhattan Bank.

David Rockefeller era el nieto de John D. Rockefeller, el primer multimillonario de los Estados Unidos. Gracias al imperio que fundó con el petróleo.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»12684″]
Quemador de incienso persa que Rockefeller colocaba en su escritorio cuando era presidente del Chase Manhattan Bank. Foto: Twitter-Christie´s
[thb_gap height=»30″]

Mientras que John, se convirtió en capitalista, su nieto se convirtió en sinónimo de filantropía, un referente ciudadano de Nueva York y de la Unión Americana.

Las piezas recorrieron previamente el mundo en una gira por las principales ciudades, y aunque sus herederos se sienten tristes, era el deseo del magnate que estas fueran subastadas y que el dinero fuera destinado a las causas benéficas.

[thb_gap height=»30″]

Texto: Jorge Monzón.

Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar