Jetset

Los lujosos jets privados de Vladimir Putin y Donald Trump

REDACCIÓN. Desde un inodoro enchapado en oro hasta un amplio gimnasio, tiene en su interior el avión privado de Vladimir Putin y Donald Trump 

En esa nave valorada en $ 500 millones, Vladimir Putin aterrizó en Helsinki recientemente para reunirse con Donald Trump, que también cuenta con su propio jet privado Air Force One, valorado en $ 1 billón.

Putin llegó desde el Kremlin a la capital finlandesa en el IL-96-300PU, un avión de gran capacidad y especial para vuelos de larga distancia.

Este se distingue fácilmente del modelo de común por su fuselaje extendido; en tanto que el exterior del avión se ve igual al modelo comercial, la cabina está lujosamente decorada con tapices y asientos dorados.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»32360″]
La mayor parte del interior del avión tiene detalles con acabados de oro, incluido el inodoro y el lavabo. Foto: Daily Mail UK
[thb_gap height=»30″]

El avión de Putin fue construido por la compañía aérea de Voronezh y tiene un revestimiento especial que lo hace menos visible ante los radares.

El gobierno ruso también instaló un sistema avanzado de comunicación a bordo que permite que la aeronave actúe como un centro logístico para mover las tropas en caso de un conflicto inesperado.

Pero no solo es uno, Putin tiene cuatro jets privados idénticos del mismo millonario valor. Estos se mantienen listos para despegar en cualquier momento, siendo utilizados como señuelos.

El mandatario ruso despega y los tres aviones lo siguen para confundir enemigos posibles.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»32361″]
Putin, que es aficionado al ejercicio, puede mantenerse en forma a 38,000 pies de altura gracias al gimnasio incorporado en su nave. Foto: Daily Mail UK
[thb_gap height=»30″]

Air Force One, es el nombre que se le da a todo avión de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que transporte al presidente de dicho país.

El magnate Donald Trump viaja en dos aviones personalizados idénticos, los modelos Boeing 747-200B drásticamente modificados.

El mandatario norteamericano tiene un espacio amplio a bordo de las naves; estas tienen una superficie de cabina de casi 4000 pies cuadrados, que incluye un dormitorio, baño, gimnasio y oficinas.

Una de las áreas más importantes del jet es la sala de situación del presidente. Fue en esta sala donde el expresidente George Bush sostuvo conversaciones del 11 de septiembre, cuando se le ordenó a la Fuerza Aérea que lo pusiera a salvo tras temer ser atacado.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»32364″]
La cocina esta completamente equipada con todo lo necesario para satisfacer las necesidades de los presidentes. Foto: Daily Mail UK
[thb_gap height=»30″]

Frente a la silla del presidente, en el otro extremo de la sala, hay una pantalla de televisión gigante que puede transmitirlo en vivo a la sala de situación de la Casa Blanca en tierra o usarse para dirigirse al pueblo estadounidense.

Debajo del televisor hay tres relojes digitales que muestran las horas sincronizadas de Washington, la hora en el punto cardinal donde se vuela y la hora local del destino.

Una cocina a bordo y un chef aseguran que el presidente pueda comer lo que quiera en todo momento.

Air Force One, también descubrió que el avión tiene una selección de golosinas que incluyen chocolates especialmente diseñadas con la firma de Donald Trump en la parte posterior.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»32376″]
Donald Trump en la mini oficina oval a bordo del avión Air Force One en abril de 2017. Foto: Daily Mail UK
[thb_gap height=»30″]

Air Force One, tiene una serie de canales de comunicación y sistemas de seguridad para protegerse de los ataques estándar, así como de cualquier ocurrencia inusual, como impulsos electromagnéticos específicos.

Trascendió que también hay deflectores de misiles de bola de espejos incrustados en las alas del avión en caso de que el avión sea atacado.

El avión también está equipado con una suite médica que actúa como una sala de operaciones completamente funcional.

Hay un área separada para los reporteros de noticias acompañantes. En total, el avión presidencial es capaz de acomodar cómodamente a 70 pasajeros y 26 tripulantes.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»32379″]
Donald y Melania Trump a su llegada al aeropuerto de HelsinkiFoto: Daily Mail UK
[thb_gap height=»30″]

El ancho del fuselaje es de 6.5 metros y tiene 70 metros de largo. Alcanza una velocidad máxima de más de 600 millas por hora.

Capaz de repostar en el aire, como se ve en la película de Harrison Ford, Air Force One, el avión Boeing 747-200B tiene un alcance ilimitado y no necesita aterrizar durante días a la vez.

El avión del presidente ha sido durante mucho tiempo un símbolo del poder estadounidense y el escenario de momentos históricos, incluida la sombría ceremonia de 1963, cuando Lyndon Johnson juró su cargo a bordo, horas después del asesinato de John F. Kennedy.

El Pentágono consideró cambiar el transporte Air Force One al modelo A380 fabricado por el gigante aeroespacial europeo Airbus, pero optó por seguir usando aviones diseñados por Boeing.

[thb_gap height=»30″]
Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar