Realeza

Harry y Meghan Markle: El destino que acogerá su luna de miel

REDACCIÓN. El destino que Harry y Meghan Markle eligieron para vivir su luna de miel es la costa de Los Esqueletos en Namibia, en el suroeste de África, según aseguró la prensa británica.

Una cabaña moderna en el complejo llamado Shipwreck lodge, es donde se alojarán, la particularidad de este sitio es que el desierto se conecta con el océano atlántico, como muy pocos lugares del mundo.

Sombrío pero hermoso lugar, la costa una interminable vista de arena, formidables dunas llenas de huesos blanqueados de ballenas y escombros de los más de 1,000 barcos hundidos que han encontrado su final allí.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»16015″]
Este es el interior de la cabaña con vista al exterior y con varios lujos incorporados. Foto: Daily Mail
[thb_gap height=»30″]

Durante el día, la temperatura puede cambiar en un instante, desde el calor del sol hasta los vientos hirvientes. Por la noche, una espeluznante niebla llega desde el océano.

El estilo moderno de la cabaña es llamado “safari ecológico” y su llamativa arquitectura está inspirada en naves naufragadas, se inaugurará el 1 de junio. Trascendió que los constructores están «trabajando frenéticamente para prepararlo» para los recién casados.

Ellos no irán a su luna de miel hasta esas fechas ya que asistirán a varios compromisos en Reino Unido, como el cumpleaños del príncipe Carlos.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»16016″]
Otro ángulo de la habitación que albergará a la pareja real. Foto: Daily Mail
[thb_gap height=»30″]

La cabaña se encuentra en un terreno privado de arena y cuentan con bañera de hidromasaje al aire libre, estufa de leña, lámparas de araña, animales de piel sintética y vistas a las dunas azotadas por el viento, donde se pueden observar leones, elefantes y antílopes kudu.

Que este lugar sea el escogido toma fuerza, porque África es un continente cercano a sus corazones: ambos han realizado una gran obra benéfica y de conservación en dicho continente. Botswana, también despierta su pasión por la vida silvestre.

Namibia, es el hogar de la población de rinocerontes negros y Harry es apasionado defensor de los animales y la lucha contra la caza furtiva. Él ya ha estado en ese lugar trabajando en la conservación de ese animal desde 2015.

[thb_gap height=»30″]

Texto: Jorge Monzón

[thb_gap height=»30″]
Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar