Obituario

Adiós a Alba Alonso de Quesada, la primera abogada de Honduras

REDACCIÓN. El gremio de juristas en Honduras está de luto. Ha fallecido Alba Alonso Cleaves de Quesada, la primera abogada del país.

Visionaria, honesta e intachable, así era la querida dama, que la noche del 18 de noviembre del 2020 dio su último aliento de vida.

A sus 96 años, Alba Alonso de Quesada todavía dedicaba sus días a ejercer su profesión, carrera que amó desde su juventud.

En la década de los 50 se vio obligada a defender el derecho de la mujer al incursionar en la abogacía y en espacios de política, ya que en ese tiempo esas ocupaciones solo eran desempeñadas por hombres.

Para ella ese panorama debía cambiar y estaba consciente de que no era un camino fácil, pero al mismo tiempo estaba dispuesta a luchar y a impulsar las medidas que fuesen necesarias para brindarle a la mujer hondureña el lugar que se merecía en la sociedad.

Y así lo hizo. Logró uno de sus mayores sueños: convertirse en abogada, pero también obtuvo un lugar de honor en la historia de Honduras, como la primera mujer jurista del país.

«Mi admirable maestra me enseñó no solo el conocimiento del Derecho de Familia: me dio su aprecio sus consejos. Gran ser humano. Que el Señor la tenga en su gloria».

Celina Montes / Facebook

Como abogada, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH, impulsó muchas leyes a favor de la mujer y la niñez hondureña.

Asimismo, fue la promotora principal de la reforma universitaria de su amada alma máter, institución que valoraba con todas las fuerzas de su ser y en la que laboró, por algunos años, como docente.

«Talentosa y una profesional exitosa. QEPD».

Edgardo Benitez / Facebook

Alba Alonso de Quesada era una profesional de honor. Su visión y capacidad de liderazgo la llevaron a ser parte del Consejo Asesor del Jefe de Estado, entre 1975-1978, del entonces presidente Juan Alberto Melgar Castro.

Foto: Social Media

La querida dama hondureña era hermana de la recordada periodista Hilda Alonso. Ahora, ambas comparten el cielo.

«Amó tanto a la UNAH, doña Alba Alonso de Quesada, que justo ahí inició sus batallas cuando le entregaron el título como licenciada en Derecho y le dijeron que no podía ser notaria ni abogada, porque no era ciudadana».

Periodista Thelma Mejía López / Twitter

Click aquí: Más noticias de tu interés en ICONOS Mag

Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar