ObituarioTop

Fallece la honorable dama Lilian Inés Prieto Alvarado de Elvir

San Pedro Sula. La auténtica sociedad sampedrana está de luto. Ha fallecido la honorable e ilustrísima ciudadana Lilian Inés Prieto Alvarado de Elvir.

Lilian Inés Prieto Alvarado
Lilian Inés Prieto Alvarado

La inolvidable dama pertenece a una prestigiosa familia de abolengo de San Pedro Sula.

Era la hermana mayor de la respetada y afamada escritora y documentalista literaria Martha Susana Prieto y de ejemplares personas de estirpe.

Lilian Inés Prieto Alvarado
Lilian Inés Prieto Alvarado

Hoy, compartimos un hermoso artículo descriptivo que los hijos han realizado exclusivamente para ICONOS Mag, en memoria de su inolvidable madre.

En memoria de la inolvidable Lilian Inés: madre, esposa, abuela, hermana y simplemente … un ser excepcional

Con sentido pesar anunciamos que el día lunes 29 de Junio a las 6:10 pm, entregó su alma al Divino Redentor quien en vida fuera nuestra madre y honorable dama Lilian Inés Prieto Alvarado.

Fue la primogénita de Mario Enrique Prieto e Inesita Alvarado de Prieto. Nació el 21 de noviembre de 1931 en Puerto Cortés. Graduada de la primera promoción de la escuela Franklin Delano Roosevelt de Puerto Cortés, creció en lo que fue la hacienda de San Isidro en el departamento de Cortés.

Fueron sus abuelos Mario Enrique Prieto y Suzana Vélez Prieto, quienes la llevaron de vacaciones a México y le regalaron su primer piano.

Mi mamá escuchaba ópera en la radio y aprendía de memoria su música para tocarlas en piano. Así aprendió Caballería Rusticana, Payasos y Tosca y muchas más.

Fue trabajando en Banco Atlántida de Puerto Cortés, adonde conoció a quien sería su esposo, y así en 1961 contrajo matrimonio con el recién desaparecido coronel de infantería César Elvir Sierra.

Se trasladaron a vivir a Tegucigalpa; y juntos procrearon cinco hijos: Lilian Maria, Cesar Octavio, Carolina, Martha Alicia y Jose Mario. Formaron la familia Elvir Prieto que hoy somos.

Nuestros padres compartieron una vida a trote por Marcalá, San Pedro Sula, Tegucigalpa, Ciudad de México y Washington DC.

Durante su vida, nuestra madre fue especial para cada persona que la conoció. Será recordada por su amor al prójimo, al haber sido una cursillista católica por más de 45 años, apoyando a las monjas de la madre Teresa, su amor a la música, a la lectura y por su ávida conversación.

Durante su vida, representó a Honduras, junto a nuestro padre, en grandes escenarios mundiales; donde, con humildad, se sentó al lado de reyes y presidentes.

En cada papel que la vida le dio, lo supo llevar como una dama humilde y a la altura llenando de orgullo al país que representaba.

Lilian será recordada por su don de gentes, elegancia, esposa y madre abnegada que luchó con tenacidad y fortaleza hasta el final.

En vista de la situación, una celebración de su vida se organizara en un futuro.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar