Obituario

Adiós al joven Erick David Sosa, fundador del proyecto Patechucho HN

SAN PEDRO SULA. Erick David Sosa Medina ya descansa en la presencia de Dios.

El pasado 1 de abril del 2021 se dio a conocer la noticia del fallecimiento de dos jóvenes hondureños: Juan Álvarez y Erick.

Foto: Facebook – Patechucho HN

Ambos decidieron ir a disfrutar de la belleza de el Cañón de Caulato en Choluteca y bañar en la frescura de sus aguas.

Lo que estaba destinado a ser un día de aventuras se convirtió en desgracia y los dos jóvenes fallecieron.

Foto: Facebook – Patechucho HN

Horas más tarde el Cuerpo de Bomberos de la zona se desplazó hacia la poza donde encontraron los cuerpos sin vida de los hondureños.

Este terrible acontecimiento conmocionó los corazones de la sociedad catracha que expresó su luto ante la muerte de los jóvenes.

Erick Sosa, un joven que amaba a Honduras

Erick David Sosa era un joven visionario. Fue el fundador de la organización Patechucho Honduras dedicada a enaltecer la belleza del país y a brindar ayuda humanitaria.

Era originario de Tegucigalpa, ciudad que amó y donde comenzó a descubrir su pasión por el turismo interno.

Frecuentemente viajaba a varias partes de Honduras con el objetivo de descubrir esos lugares hermosos del país y contar historias a través de sus fotografías.

Erick David Sosa
Foto: Instagram – erickdsosa

«Un gran ser humano, con un espíritu de servicio incansable. No cabe duda que es un ángel que ya cumplió su misión en la tierra».

Karla Maradiaga V / Facebook

En sus redes sociales, Erick Sosa manifestaba su amor a Dios una devoción que llevó consigo en todo momento y fue una de sus banderas de lucha.

Con 32 años, el capitalino formaba parte del grupo de alabanza de la iglesia Restauración de Dios siempre presente, lugar donde entregó sus mejores cantos al cielo.

Él mismo se definía como un empedernido soñador pues cada proyecto o locura que se proponía lo hacía realidad.

Incursionó en el mundo de las producciones audiovisuales y dejó escritas alguna que otra melodía como ofrenda a Dios.

Quienes lo conocieron destacan su energía, su jovialidad y su don de servicio.

En su redes sociales Erick destacaba: «Dios me lleva a donde su gracia me proteja». Muchos de sus amigos alaban el trabajo del hondureño aquí en la tierra.

«No lo puedo creer que pérdida más humana para nuestro país. Un hombre, un amigo con un gran corazón humilde, se quitaba la camisa y los zapatos por las personas que lo nesecitaban. Te extrañaré amigo».

Juan Montenegro / Facebook

Click aquí: Más contenido de interés en ICONOS Mag

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba