Obituario

Fallece Joan Werner, madre de cónsul Gregory Werner

San Pedro Sula. La sociedad sampedrana está de luto. Fallece la dama Joan Werner, quien fuera la madre del apreciado Gregory Werner, agente consular de Estados Unidos en San Pedro Sula.

Fallece Joan Werner

El mediodía de este sábado 11 de abril 2020, ha entregado su alma a Cristo, rodeada del cariño de sus amados.

Joan Marie Kearney de Werner nació en Pittston, Pennsylvania. En el año 1951, llegó a Honduras junto a su esposo Joseph Raymond Werner. Él, era ejecutivo de la compañía Texaco.

Fallece Joan Werner

Desde ese año, fijó su hogar permanente en San Pedro Sula y comenzó a ser figura predominante entre los círculos de la auténtica sociedad de la ciudad.

Siendo una joven, se graduó de la Universidad de Pennsylvania y tenía una maestría en educación, gracias a su aventajada visión profesional.

Click aquí: Lee más noticias en Iconos Mag

Con esos conocimientos pedagógicos y visión, «vio la necesidad de un intercambio cultural entre hondureños y americanos y con un grupo de familias fundaron y abrieron la primera escuela bilingüe de la ciudad: Escuela Internacional Sampedrana EIS«, explica su hijo Mark.

La crearon con la filosofía de que los padres de familia fueran los guardianes de dicha institución.

Doña Joan de Werner fue la primera rectora de la Inter o EIS. Además, maestra de generaciones. Casi la mitad de los jóvenes de la ciudad tienen sus enseñanzas.

Además, era amiga entrañable de la dama Olga Mackay de Rodgers y años más tarde, juntas fundaron la segunda escuela bilingüe de San Pedro Sula: Academia Americana hace 50 años.

Ahí, se dedicó a ejercer la docencia, a enseñar a la juventud sobre Dios y su gran amor.

Era la madre de siete hijos: Scott, Mark, David, Donna, Elizabeth, Jeffrey y el apreciado Gregory Werner, cónsul de Estados Unidos en San Pedro Sula. Tenía 40 nietos y varios bisnietos.

Click aquí: Sigue a Iconos Mag en Instagram

Era una gran dama y muy querida y recordada por sus alumnos y amistades. Tras su jubilación, se dedicó hasta el último momento a sus hijos, nietos y a servir a la Iglesia Católica.

Sus seres queridos la recuerdan como una mujer amante de la cocina. «En su casa invitaba a sus amigas a hacer club de cocina y así compartían las tardes juntas. También se dedicaban a hacer obras en la iglesia y a ayudar al que necesitaba«, detalla su hijo Mark.

Cada año, sus amados la agasajaban con una alegre fiesta de cumpleaños. Ahí, se reunían sus amistades de la sociedad para desearle dicha.

Su funeral será en estricta intimidad familiar y la familia Werner Kearney, agradece las muestras de pesar.

Fallece doña Joan de Werner. Se ha ido al encuentro del Señor Jesucristo en este Sábado de Gloria. Deja un legado de principios, honradez y solidaridad, que recordará por siempre a una dama que enseñó siempre el camino a Jesús.

Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar