ObituarioTop

German Madrid Fajardo: Adiós a ‘Pata gorda’, humorista hasta el final

El Progreso, Yoro. Su nombre era German Madrid Fajardo, hijo predilecto del municipio Trinidad, Santa Bárbara, conocido por todos como Pata gorda. Ahora, ya no está con nosotros.

German Madrid Fajardo Pata Gorda
German Madrid Fajardo Pata Gorda
German Madrid Fajardo Pata Gorda

Su deceso ocurrido en la ciudad de El Progreso, Yoro, ha llenado de tristeza a su natal pueblo de Trinidad, ya que era descendiente de una de las familias más arraigadas de esta comunidad.

También, a muchos amigos con los que mantenía estrechos lazos de hermandad y quienes disfrutaban de sus cuentos, dichos, chistes y anécdotas.

No murió de Covid-19 o Coronavirus. Las complicaciones de salud, derivadas por la edad, lo aquejaron hasta su último aliento.

Click aquí: Para más notas, ingresa a nuestra sección de Obituario

Publiée par Maritza Yanes de Cruz sur Mardi 7 juillet 2020

Pata gorda fue todo un personaje del humor, el folklore y las tan coloquiales «perras» o cuento irreal con humor de los pueblos de Honduras.

Era humorista de nacimiento. Además, liberal de cepa y un fiel seguidor del equipo de fútbol Marathon.

German Madrid Fajardo era un tipo sencillo, con sonrisa franca y, siempre, con un increíble optimismo y alegría.

Recordando a German Pata Gorda, cuando llegaba al expresso americano de la zona peatonal de San Pedro Sula.Era gran…

Publiée par Hecho En Trinidad S.B. sur Mardi 7 juillet 2020

Click aquí: Sigue a ICONOS Mag en Instagram

Desde muy joven le apodaron Pata gorda. ¿Porqué? Existen muchas versiones, pero la que recuerdan los trinitecos de antaño es la siguiente:

Cuando don German era adolescente, estaba jugando un partido de fútbol y desde la gradería lo miraba su papá. De repente, se levantó y le gritó «Pateá, pata gorda» porque tenía un problema en una pierna.

Desde ese momento, todo Trinidad comenzó a decirle así. Nunca se enojó por ello.

El humorista natural o coloquial, le contó a su buen amigo y fotógrafo de generaciones Juan de Dios Fajardo, que el apodo de Pata gorda nació de una patada que le dieron en su pierna en un partido de fútbol y se le hinchó de una forma alarmante y desde ese momento, muchos lo llamaron así.

Fue un hombre a carta cabal, que hacía reír a todo el mundo. Sus famosas «perras», arrancaban carcajadas.

Muchos de su entorno lo calificaban como el rey de las «perras», aunque ya existía para ese entonces el fallecido e inolvidable Teófilo Trejo, autor de los libros Las perras de Teofilito; quien trascendió con su habilidad de contar cuentos irreales con humor.

La fotografía en vida más digna y representativa de Pata gorda, la captó el escritor y fotógrafo Armando García, retratándolo tal cual era: con su rostro rojizo y la sonrisa que jamás la perdió.

Sus restos ya descansan pero sus chistes, personalidad y «perras», seguirán arrancando risas o carcajadas en la mente y corazón de quienes lo conocieron y disfrutaron.

Etiquetas

Más artículos

Un comentario

  1. Descanse en paz Germán Madrid un gran ser humano lo conci a mis 13 años venia a regar las casas para los sancudos era bien flaco me molestaba mucho Yo le decía Germán Madrid cuerpo de lombriz que Dios lo tenga en su Gloria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar