Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL CELULAR ES EL ENEMIGO DE LOS INFIELES

celular

Como las mujeres tenemos un sexto sentido que no nos falla, en mi vida anterior intuí que algo no andaba bien con mi pareja porque él no se despegaba del teléfono celular, ni para ir al baño.

Era tal el enganche con aquel aparato que lo colocaba bajo la almohada a la hora de dormir, lo llevaba al baño al momento de ducharse y al vestirse se lo metía velozmente en la bolsa de la camisa.

Otro detalle que me parecía extraño dentro de la relación de pareja, es que el móvil tenía una clave de acceso, que yo en algún momento vi de reojo y me la aprendí para usarla cuando lo considerara necesario.

El celular se ha convertido en el enemigo principal de las parejas.

Una madrugada en casa, después de una buena fiesta, sorprendí al “difunto” (así le digo yo) mensajeándose con alguien a las tres de la madrugada. Las razones sobraron, pero pensé que lo mejor era que se durmiera para revisar el teléfono a mi antojo.

“Bingooooo”, ahí estaba la razón del por qué nunca se despegaba del teléfono. Me tomé el tiempo suficiente para anotar en varias horas en blanco, el día, la hora y el tiempo de las 90 llamadas al mismo teléfono los últimos diez días, que resultó ser de una fulana, para el respectivo reclamo.

Es por eso que, el que no la debe no la teme.

Entre las parejas casadas, la confianza debe ser el ingrediente más importante para que el amor crezca y perdure. Cuando ese ingrediente de pierde, difícilmente la relación vuelve a caminar derecho.

Muchos de los problemas en los matrimonios son provocados por el uso desmedido del celular.

Tengo varias amigas jóvenes, y entraditas en años como yo, que en ocasiones me preguntan qué hacer ante la duda que las agobia por tener un esposo que convierte su celular en su inseparable acompañante.

Por propia experiencia les digo que, el hombre que esconde su billetera y su celular es porque carga algo chueco en su conciencia. También las reto a que le digan a su pareja que les muerte su celular, si no tienen nada que esconder.

También les advierto que “la que busca encuentra” y la que encuentra debe estar preparada para dos caminos: Vivir de por vida con el infiel a sabiendas que puede incurrir en otras infidelidades o divorciarse para darse la oportunidad de encontrar a alguien que las valore.

Si sospechas que tu pareja pasa demasiado tiempo en el teléfono, es hora que empieces a tomar las medidas necesarias. 

Muchas mujeres no toman como opción el divorcio por sus hijos, sin embargo, en ocasiones es preferible darles a ellos una vida tranquila alejada del infiel que vivir sumida en el infierno.

Ahora que soy más ilustrada en el tema de la tecnología, se de aplicaciones en el celular en las que se puede saber dónde está el marido en tiempo real.

Todas esas opciones vienen a ser beneficiosas al instinto del sexto sentido que todas las mujeres tenemos. Entonces, yo las reto a algo: Si usted quiere saber si su esposo es fiel, dígale que le preste su teléfono celular solo cinco minutos……

Good luck!

¡Comparte!
No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.