El Viernes de Nicole

Esparce amabilidad como confeti

Esta semana circuló en las redes un vídeo que me encantó. En él, la comediante Ellen Degeneres hablaba de la experiencia que había tenido el fin de semana cuando fue a un partido de fútbol americano y estuvo sentada junto al ex presidente George W. Bush, riendo y compartiendo un rato agradable. La gente en las redes de inmediato criticó a la comediante, porque decían que como era posible que una liberal, del mundo de la farándula y gay, estuviera junto a un ex presidente rígido y conversador, riendo. Ella explica que es amiga del ex presidente sin importar sus creencias. Explicaba que estando en ese partido en Texas, había mucha gente que no pensaba como ella y sin embargo, eran sus amigos y existía amabilidad y cordialidad entre ellos. Me encantó cuando llegó al momento de decir que ella incitaba a la gente a ser amable, no solo con los que nos caen bien, los que piensan como nosotros, si no con TODAS las personas sin importar sus creencias. Mi mamá desde chiquita me enseñó que “lo cortés no quita lo valiente”. Esa es de las frases, que si algún día están en mi casa escucharán repetidamente. No entendía muy bien que significaba esto chiquita. Yo pensaba que tiene que ver ser valiente con ir al puerto (jaja). Al crecer me di cuenta que ser cortés y amable no te quita nada, más bien muestra la grandeza de tu corazón. 

Foto: El Viernes de Nicole

Siendo extremadamente sincera, les podré decir qué hay personas con las que no me nace aplicar este principio. Yo sé qué tal vez, no es lo que quisieran leer de mi, pero de verdad, me cuesta. No es que quiera ser malcriada, de verdad que no, pero siento que sería una pérdida de tiempo, tanto para la persona como para mi, acercarme teniendo puntos de vista y creencias tan desiguales. No voy a cambiar la manera en la que ven las cosas y ciertamente no me cambiarán a mi. Siempre he sabido que terminamos siendo un condensado de las personas con las que más nos relacionamos, entonces para qué juntarse con personas que antagonicen nuestras creencias. Aquí es donde yo me equivoqué. La verdad, ser amable, ser cortés no cuesta nada. Tener puntos antagónicos hace que toda la relación sea más interesante, más nutrida. Tener amigos con diferentes puntos de vista, diferentes creencias y diferentes maneras de pensar, nos hace exquisitos. Poder debatir con respeto nos hace entender que el mundo que nos rodea es rico y podemos aprender grandes cosas de las personas que piensan distinto a nosotros. Más allá de lo que podemos aprender de las personas, es lo que podemos empezar a aprender nosotros mismos, siendo tolerantes con los diferentes puntos de vista, amando las diferencias de las otras personas y, más que nada, siendo amables. 

No podemos ser sólo amables con la gente que piensa igual que nosotros, no podemos ser sólo amables con la gente que queremos. No se trata de eso. Se trata de poder ser amable con todos los que nos rodean. El mundo será un lugar mucho mejor si dejamos a un lado nuestros prejuicios y comenzamos a valorar los diferentes puntos de vista de las personas siendo amables y amando más. Este vídeo me dio mucho que pensar, me hizo cambiar mi manera de ver a las personas y me hizo entender que puedo ser mucho más abierta con mi círculo de amistades, respetando y amando las diferencias. Realmente ser cortés nunca me quitará la valentía de ser quien soy. Los incito hoy a que amamos a los que piensan como ustedes y a los que no, también. No se cierren a ideas cuadriculadas e inaplicables. 

Vídeo de Ellen Degeneres: https://youtu.be/lSZtjol7mJA

¡Feliz Viernes!

😊
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar