El Viernes de NicoleTop

¿Líder o jefe en tiempos de crisis?

Ayer tenía varias ideas acerca de lo que escribiría hoy. Por primera vez puse las opciones en mi cuenta de Instagram y mis lectores activamente interactuarón opinando cuál sería el tema de hoy. Hoy por la mañana que vi las estadísticas, tenía mi respuesta. El Viernes de Nicole de hoy es mi opinión acerca que de los líderes en tiempos de crisis.

Con esto de la “Reapertura Inteligente”, muchos hemos sido convocados a trabajar ya. Ha sido terrorífico. Te da nervios que alguien se te acerque, tomar un papel, abrir una puerta, acercarte a tus compañeros de trabajo. En fin, son miles de escenarios escalofriantes. Lejos de pensar en mi, que lo hago bastante, pienso en mi papá que es hipertenso desde los 16 años y como le afectaría el contagio de uno de nosotros. Los infectados cada día suben en Honduras y no logramos que los recuperados suban de la misma manera. Así que entre el nervio que genera saber qué hay que salir y las noticias que cada día son más pavorosas, regresar al trabajo agrega un conjunto mucho mayor de emociones y estrés.

Platicaba con una amiga y me contaba que su regreso al trabajo ha sido terrible. Terrible, no porque se encuentre en un lugar de contagio extremo, aunque sea un área complicada, lo terrible ha sido la falta de dirección de su jefe. Se le dijo que solo el 20% de los empleados llegarían ya que el área donde ella se encuentra es pequeña y todos los demás departamentos se juntan ahí. Así que en lugar de haber 4 personas, 1 en cada esquina, hay como 20. Todos respirando uno encima del otro. El lunes que regresaron al trabajo su jefe entró, dijo: “Hola. ¿Qué tal?” y como que si no fuera con él, se encerró en su oficina, pendiente todo el día de su celular. Desde el lunes hasta el día de hoy, esas personas nunca recibieron una charla de bio seguridad, palabras de ánimo y gratitud de la persona que las lidera. Y claro, como seres humanos sociales que somos, han habido errores dentro de esas áreas, sin embargo NUNCA, el “jefe” se ha tomado el costo de aclarar las instrucciones, de poner las cosas claras. De hablarles de los riesgos, de cómo se van a manejar las cosas, de los peligros y del distanciamiento social que se debe de manejar dentro de la oficina. No se ha interesado en saber cómo cada quien calentará su comida, donde comerá la gente y cosas básicas para la convivencia en los espacios laborales para los tiempos de pandemia en los que vivimos.

Cuando escuché estos horrores, me imaginé lo peor para cada una de las personas que han regresado a sus trabajos. Del sentimiento a la deriva que han de sentir al verse abandonados porque sus “jefes”no saben orientarlos. En ese momento recordé una imagen que ha circulado por años ya; en la parte superior aparece el jefe que se encuentra sentado en su escritorio dando órdenes. En la parte de abajo se encontraba la imagen de un líder que jalaba junto con los empleados a la empresa para sacarla adelante. Un líder es una persona que encabeza y dirige a un grupo de personas. Un jefe es la persona que tiene autoridad o poder sobre un grupo para dirigir su trabajo o actividad. Aunque a veces pensemos que son sinónimos, claramente no lo son.

Yo creía que este tiempo de pandemia, de encierro, nos había cambiado a todos. Pensaba que las personas, aunque fueran cautelosas, sabrían dirigir al grupo que encabezan. Eso hace un líder. No se esconde detrás de su escritorio dejando que las personas a su cargo no sepan qué hacer ante una situación que de lo que más carece es de normalidad. Una situación que tensa a cada una de las personas; porque seamos sinceros, nadie está exento de la enfermedad y el riesgo del contagio es elevadísimo. He escuchado tantas historias en que las personas en puestos de autoridad, simplemente dejan que todo pase con tal de que se saque el trabajo y ellos permanezcan lejos de cualquier riesgo.

Y de verdad, yo entiendo el miedo que pueden sentir. Yo lo siento, lo siento a cada minuto. Pero las personas no pueden quedar a la deriva. Si usted es jefe, conviértase en un líder. Vele por su equipo de trabajo, anímelos, establezca USTED su propio protocolo de bio seguridad. Mantenga el distanciamiento social físico, pero no empático. Dele ánimo a todas las personas que llegan valientemente a ejercer sus labores, claro que sé que es su responsabilidad, pero estar ahí demuestra su compromiso, porque hoy en día el salir de casa puede costarnos la vida.

Así que cambiemos la dinámica. Nuestra responsabilidad hoy es mucho mayor que antes. Si antes era solo dirigir, orientar y sacar adelante el trabajo, en este momento tenemos la responsabilidad de cuidar vidas, por lo menos por lo que dura la jornada laboral. Interesémonos por nuestra gente, las personas que cumplen y desempeñan sus labores con miedo, pero de la mejor manera posible.

Cumpliendo con los intereses de los lectores de El Viernes de Nicole, les dejo mi opinión acerca de los días que nos quedan por enfrentar y pidiéndoles que si estamos en una posición de autoridad, sepamos alentar, cuidar y ayudar al personal que está a nuestro cargo. Tenemos la oportunidad de convertirnos en increíbles líderes, no la desperdiciemos.

¡Feliz Viernes!

😊
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar