El Viernes de Nicole

¿Qué le dirías a tu “Yo” de hace 10 años?

La semana pasada me sentía en extremo agotada cuando me tocó escribir El Viernes de Nicole. Había tenido unos días agotadores y ni la cabeza ni el corazón me daban para conjugar mucho las frases. Aunque me brindaron muchas ideas mis lectores acerca de qué escribir, no me sentía apta para hacerlo en ese momento. Créanme, me dieron temas buenísimos. Uno de ellos sobresalió ante todos y era, “Escribile una carta a la Nicky de hace 10 años”. No les puedo explicar cuánto he esperado este día para poder escribir la carta.

Cuando se me planteó la idea, me remonté de inmediato a la escuela. Olvidándome que ya cumplí los treinta y pico y que la escuela ya ratos había pasado (demostrando que no aprendí mucho en matemáticas). La Nicole de hace 10 años no es particularmente alguien de quien me sienta orgullosa. Era alguien fresona, bastante insoportable, total y completamente escandalosa, con muchas inseguridades, con unas metas un poco raras (por raras me refiero a casi inexistentes). Tenía muy pocos amigos, por no decir ninguno. Estaba en medio de una crisis sentimental tremenda. Y como diría Manuel Bernal, “solo ambicionaba robarle inspiración a la tristeza”.

Sé que a veces quisiéramos borrar partes o épocas de nosotros. Tal vez, yo escogería en particular esa Nicole. Pero me he dado cuenta que si la suprimiera, la Nicole de hoy probablemente no estaría aquí. No habría abierto los ojos a la vida y a un mundo maravilloso. Si quisiera decirme muchas cosas para tranquilizarme y dejarme saber que los tropezones, dudas, dolores y llantos son para convertirme en una persona mucho más alegre, fuerte, llorona y luchadora. Así que aquí va…

Querida Nicky de hace 10 años:

“Muchas veces perderse es la mejor manera de encontrarse”. Conociendo tu mente y tu corazón, sé que no hay mejor manera de entrarte que a través de una frase. Sé que te sentís perdida y que tu camino es inconsecuente, pero tranquila, perderse también hace camino.

La gente usualmente dice que al final todo va a estar bien y si no está bien, no es final. Y aunque mientras leas esto y voltees los ojos y penses: “¡Esta broder!” Es verdad, al final todo sale bien.

Sé que tenes muchísimos frentes abiertos. Sé que te agobia no tener una respuesta a nada de lo que te planteas, pero tranquila. Seguí caminando.

Estás en una relación que no lleva a absolutamente ningún lado y aunque te tome tiempo, la vas a terminar. En cuánto podas, despabílate y deja eso ya. Si, si te va a doler y vas a sentir que todo se te cae encima y que te morís. ¡Buenísimas Noticias! ¡No te morís y, mas que nada, te das cuenta que la vida es mucho más linda de lo imaginabas! Y que los noviazgos no son tóxicos si no que alegrísimos.

Sé que esto va a sonar raro, incluso me suena raro a mi ahorita, pero equivocate todas las veces que podas. Se que cuando cometes una “indiscreción” te sentis el peor ser humano del mundo y que todo se cae. Queres convertirte en avestruz y enterrar la cabeza. No te lo estoy diciendo para que te volvas psicopata y no tengas remordimiento, pero equivocate sin sentirte tan mal. Hoy, 10 años después, seguís metiendo la pata, pero vas mejorando en el proceso. El sentimiento de culpa no se te va a quitar y te va a seguir produciendo ansiedad, pero vas a sobrevivir y vas a aprender aún más.

En materia profesional, estás por graduarte de la carrera de derecho. Y sé que tenes grandes ilusiones de sacar tu maestría en Paris en Relaciones Internacionales, pero no te entristezcas porque esa puerta se cierre. La opción de Costa Rica es la mejor. Vas a aprender a vivir, vas a sanar muchas cosas y más que nada vas a conocer al amor de tu vida, aunque ninguno de los dos se va a dar cuenta si no años después. Vas a conocer lo que es la amistad verdadera y te vas a dar cuenta que la vida no solo es blanca y negra como crees. La vida tiene un arcoíris enorme de colores y la pintas del color que vos queres.

Finalmente, quiero decirte que: el drama de la escuela ya no existe; que el trabajo del juzgado terminó; que los miedos y dolores que sentis en tu corazón ya se fueron; tu futuro es brillante y solo debes persistir, sin importar cuantos tropezones te lleve. Vas a escribir finalmente y vas a amar hacerlo cada viernes, aunque a veces te cueste. Todo lo que te aflige hoy, va a pasar. Aprende a amarte y a valorarte, para que los demás sepan hacerlo también.

Te amo,

Nicky de 10 años después

P.D. Gabo se muere y no lo conoces.”

Sé que habrían muchas más cosas que le podría decir a mi Yo de hace 10 años, pero siento que las que le mencioné son las indicadas. La vida se trata de aprender de nuestros errores, de vivirla y verla del color que nosotros queramos. De amar cada espacio de nosotros mismos y de ser feliz en el proceso, sin importar cuantos macanazos nos lleve. Al final del día, “todo hay que volver a intentarlo… el amor (la vida) no tiene por qué ser una excepción”.

¡Feliz Viernes! 😊

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba