El Viernes de Nicole

Te quiero con todo

Seis años y medio después, aquí estamos.

Los pasados viernes escribí sobre experiencias que no eran mías, pero que observé y pude emitir mi opinión al respecto. Pretendía hacer una serie dedicada a personas con historias increíbles, o que por lo menos a mi me parecen increíbles. Sin embargo, hoy las pondré en pausa. Hoy, si bien es cierto, mis palabras tendrán dedicación, pero serán al sentimiento de la valentía, a no quedarme callada en defensas de todo lo que es El Viernes de Nicole: USTEDES. Hoy restauraré el propósito de El Viernes de Nicole.

Cómo ustedes saben, comencé escribiendo por impulso de mi mamá desde hace 6 años y medio. Durante este tiempo he crecido como persona, como escritora, y ahora como emprendedora. Inicialmente, escribía como práctica. Estaba consciente que no todo el mundo lo iba a leer, pero yo era feliz haciéndolo. Era mi escape. Lo sigue siendo, pero ahora con una gran responsabilidad.

Luego, aunque mi audiencia no era tan grande, descubrí que yo podía contar mis “dramas” y convertirlos en algo positivo. Aprendí que podía servir a través de escribir. El tema del servicio es fundamental para mi. Mis mensajes eran cortos y al grano. Muchas personas se identificaban con mis circunstancias y cómo podíamos sacar algo positivo de todo lo que nos pasa. Como a cuenta gotas, la voz se fue corriendo. Los lectores hablaban de la muchacha que escribía los ires y venires de su vida, sin ningún tapujo, para sacar una experiencia positiva. Veo atrás, veo mis primeros escritos y solo puedo exclamar, “¡Gracias!”

Escribir para otros es una responsabilidad y una muy grande. Si vas a abrir tu corazón para que la gente lo lea, debes de ser lo más genuina y abierta posible. He descubierto tantas cosas al escribir que se quedarían helados. Pero lo que más he aprendido y que siento había distorsionado, es tener la valentía de defender lo que creo injusto.

Después de este recorrido, había creído que quedarse callado siempre era la mejor de las salidas. Cómo lo he dicho siempre, “No somos chocolate para gustarle a todo el mundo”. Habrá gente que indefectiblemente hablará mal de uno y de lo que uno hace; habrán otros que imitarán de cierta manera lo qué haces y será de manera desleal; y, finalmente, estarán los que sin conocer, te juzgarán. Mi política para todo esto es: silencio y los mejores deseos. Así me he mantenido durante 6 años y medio. Sé que han habido muchas personas que no les gusta mi filosofía, movimiento o estilo de vida, blog, o como ustedes quieran llamar a El Viernes de Nicole; pero al final del día, por cada una de estas personas, surgen mil más que si apuestan por mi.

Durante la pandemia, he hecho algunos proyectos en los que creo de todo corazón. Hubo gente que los copió, hubo gente que los criticó, pero al final del día mi actitud fue enviar buenas vibras y seguir hacia adelante. No es que no me molestara, ni que no llorara, pero al final del día yo sabía lo que yo había hecho y con la intención con la que lo había hecho. Con el emprendimiento de las camisetas me ha sucedido de TODO, positivo y negativo. Sin embargo, gracias a Dios y a ustedes, sigue creciendo. Alguien me dijo palabras muy profundas que me movieron a escribir esto hoy: “Nicky, vos peleas y hablas sobre los derechos de los demás, pero cuando se trata de los tuyos te quedas callada. Vos le debes a cada lector que te ha acompañado durante estos 6 años y medio, a todas las personas que hicieron posible el reto de la gratitud está de moda y cada una de las personas que adquiere tus camisas, defender lo que es de todos nosotros. ¿Te imaginas si todas las personas en la historia de la humanidad en lugar de pelear por lo que valía la pena, se hubiesen quedado calladas?”

Cuando me dijeron eso, me quedé pensando por un momento, si había sido yo que me había perdido y había perdido mi chispa de lucha. Esto duró 3 segundos, porque de inmediato me di cuenta que ahí estaba mi fuego de lucha. Pero de lo que en serio me di cuenta, es que estaba haciéndole un deservicio a El Viernes de Nicole y a todos ustedes. Había perdido mi propósito de servir sin darme cuenta.

Es precisamente aquí donde TODO lo que El Viernes de Nicole hace se distingue de los demás. Cómo dijo Santa Teresa de Calcuta, “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”. A través de cada escrito, de cada reto, de cada imagen, de cada camisa, de cada ida a la escuelita, es precisamente lo que El Viernes de Nicole hace: servir. Al quedarme callada, aceptando todo lo que era incorrecto, simplemente por no tener una confrontación, estaba fallando en mi servicio.

Así que para devolverle el verdadero propósito a El Viernes de Nicole (mi bebé), defender lo que creo y la responsabilidad del servicio que tengo, he creado un nuevo proyecto. Amarrado a ayudar a TODOS los emprendedores que me ayudan a hacer posible mi proyecto de las camisetas, y a más, nace: TE QUIERO CON TODO. Consiste en una nueva camisa diseñada por mi, elaborada por los emprendedores en la cual por la compra de 1 camiseta se donará 1 baleada. Las baleadas se comprarán también a emprendedores para ayudar a impulsar sus negocios. Alimentaremos a San Pedro Sula (por ahora), sacaremos sonrisas, ayudaremos a crear sueños y nos veremos fabulosos haciéndolo.

El proyecto se llama TE QUIERO CON TODO, porque así como pedimos nuestras baleadas es como debemos querer al prójimo. Se llama te quiero con todo porque me representa a mi, porque quiero sin límites; se llama TE QUIERO TODO porque así es mi gratitud para cada uno de ustedes, que han hecho posible este blog y todo de lo que de él se deriva, todos somos El Viernes de Nicole.

Seis años después, aquí estamos luchando por el servicio y por ser mejores personas. Ser una buena escritora y buena persona no significa hacerme la bruta y dejar pasar todo, es tener la valentía de pararme a defender lo que sé que no está bien . Esto me hizo recordar que la vida está hecha por y para valientes, y que el camino bueno, nunca es fácil. Que pueden haber miles de retrocesos. Que habrán frenones. Que el camino a lo que queremos es solo una continuidad de intentos que nos llevarán al éxito. Que no solo debo levantar mi voz para defender a otros, pero defender lo que es mío, lo que es nuestro.Porque este camino tiene miles de encrucijadas y sin embargo, vale la pena seguir adelante, porque vale la pena luchar, por lo que vale la pena tener. #LOSQUIEROCONTODO

¡Feliz Viernes!

😊
Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar