SaludTop

El sol, inagotables beneficios para el sistema inmune y la felicidad

Redacción. La exposición al sol es fuente natural para obtener vitamina D. Los rayos solares son indispensables para los seres humanos, animales y vegetales.

Exposición al sol

La vitamina D es esencial para mantener el organismo en buen funcionamiento y para mejorar el estado de ánimo. Simplemente ayuda a estar feliz.

Existen dos formas de obtener esta vitamina: la primera es fabricada por el cuerpo cuando se expone a la luz solar, y la segunda, consumir algunos alimentos que la contienen.

Exponerse al sol mejora la salud

Una manera de obtener la dosis de vitamina D es la exposición al sol en un periodo de 15 minutos diarios.

Esta rutina debe ser por lo menos tres veces a la semana. La mejor hora para hacerlo es de 6.00 am a 9.00 am.

No olvide que después de los 20 minutos, debe aplicarse protector solar para evitar el envejecimiento prematuro, manchas y arrugas. Además, con ello previene el desarrollo del cáncer en la piel.

Debe programarse para disfrutar de ese baño de sol. Le dará mucho beneficio a su organismo y mejorará considerablemente su estado de ánimo.

La felicidad llega con los días cálidos

Durante un día soleado o cálido, disfrute de tomar un pequeño paseo o anímese a estar un día al aire libre. Se sentirá muy feliz y relajado.

Exposición al sol

Al caminar a la luz del sol, esto le permite asimilar el calcio y fortalece los huesos.

Además, ayuda a la segregación de melatonina que mejora su ciclo de sueño y proporciona un descanso de calidad. Asimismo, evita la depresión.

Más beneficios de la vitamina D

El consumo regular de alimentos como el salmón, las sardinas, el atún, la yema del huevo, el yogur, el hígado y los aceites de algunos quesos, le aportan vitamina D al organismo. También, se pueden ingerir suplementos ricos en este compuesto.

Exposición al sol

Otros beneficios que proporciona esta vitamina es mantener la función muscular, lo cual reduce el riesgo de sufrir caídas en el adulto mayor.

Fortalece los huesos y previene las enfermedades musculoesqueléticas. Finalmente, aumenta el sistema inmunológico y previene el desarrollo de enfermedades respiratorias.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba