SaludTop

Los niños y el confinamiento: enséñeles a disfrutar en cuarentena

San Pedro Sula. Los niños y la pandemia es un tema delicado. Muchos pequeños se sienten solos durante el confinamiento ocasionado por el Coronavirus o Covid-19.

Los niños y la pandemia

Extrañan interactuar físicamente con sus amigos, compañeros de clase, maestros y sus otras relaciones sociales de sus actividades extracurriculares. Incluso, el compartir con sus primos. 

¡Claro! Es entendible. Después de cuatro meses de no poder reunirse y jugar con sus amiguitos, muchos pequeños se sienten muy solos. 

Los niños y la pandemia

El aislamiento que viene con el distanciamiento social prolongado, es una carga pesada para los adultos, como también para los niños. De hecho, puede distanciar las amistades existentes.

Las interacciones que solían ser fáciles y divertidas. Ahora se han convertido en contactos digitales, que a pesar de existir la comunicación, la hace poco personalizada y menos emotiva.

Como padre o madre, probablemente esté muy consciente de cómo el distanciamiento social ha afectado a su hijo.

Aquí hay ideas sobre cómo podría hacer usted para que esta situación difícil sea menos tediosa de sobrellevar para su hijo.

Los niños y la pandemia: soluciones para padre e hijos

Busque nuevas formas de conectarse en línea

Una videollamada puede ser incómoda, ya que solo mirándose unos a otros a través de una pantalla, los lleva a momentos neutros de no tener nada de qué hablar.

Necesitan hacer cosas divertidas. Los videojuegos pueden ser una forma diferente de conectarse, pero no es la única opción. 

La videollamada puede servir cuando el niño se preocupa por un abuelo o pariente con mayor riesgo de contraer Covid-19. Una reunión Zoom puede aliviar la ansiedad y deseo de ver a sus familiares.

La tecnología debe limitarse

Motive a su hijo a crear una sorpresa para un amigo que se pueda enviar por correo o dejar en su casa. Por ejemplo, escribirle una carta, hacerle un dibujo, enviarle, o hacerle unas galletas.

Estas podrían ser formas de alegrar el día de un amigo y hacer que su hijo también se sienta bien de compartir.

Ampliar el círculo social

Los niños y la pandemia

Muchas veces los amigos de su hijo pueden no estar disponibles para jugar en línea y esto hace que se sienta deprimido cuando esas amistades no están disponibles.

Interactuar con nuevas personas, agrega sabor y variedad a la vida social. Motive a su hijo a ponerse en contacto con amistades que hace mucho no se comunicaba.

Recordarle a sus compañeros del campamento de verano puede ayudar a su hijo a pensar en la posibilidad de contactar a ese amigo al que no ha estado en contacto por mucho tiempo.

Muéstrele fotos de esta experiencia vacacional en donde se divirtieron mucho. Esto ayudará a refrescarle la memoria y a volver a vivir este momento con sus amistades. 

Siga una rutina

Los niños y la pandemia

A pesar de estar en una cuarentena, es importante mantener una rutina en casa.

Sabemos que esta situación ha cambiado nuestra rutina diaria que solíamos tener en tiempos normales. Por ende, establecer una nueva agenda puede ser difícil de asimilar; especialmente durante esta realidad que atravesamos.

Poco a poco establezca una rutina con horario de cumplimiento, asignándoles tareas para que apoyen en casa, con tiempo para diversión y horario prudente para dormir.

Esto ayudará para que el niño pueda predecir lo que ocurrirá cada día y sentirse motivado. 

Asegurar comodidad y diversión en casa

Los niños y la pandemia

Si reunirse con amigos en persona no es posible en esta situación, explíquele a su hijo, el por qué no se puede.

Reconozca los sentimientos de su hijo. Podría decir que «¡realmente extraña ver a sus amigos!» Los niños, la pandemia y el confinamiento, no son ni serán amigos.

Es posible que no pueda solucionar la situación, pero puede ofrecer un abrazo e intentar planificar algunas actividades divertidas solo para usted y su hijo o con toda la familia.

Realizar juegos de mesa, hacer un proyecto juntos como: la jardinería, la cocina, las manualidades o mejoras para el hogar, así como aprender una nueva habilidad: como bailar, deportes o tejer, son actividades sanas y divertidas. Siempre elija actividades que disfruten entre sí. 

Es importante que les digamos a nuestros hijos que todo va a estar bien e infundirles positivismo. De esta forma podemos calmar su ansiedad.

Hable con ellos de que pronto habrá una solución y que Dios está en control. Ofrezca abrazos y palabras de aliento con más frecuencia y dediquen un tiempo para de reflexión cristiana en familia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba