Salud

Sueño polifásico: opción para ser más productivo

[thb_image image=»9008″]
El descanso mental de 15 a 20 minutos ayuda mantener activo el cuerpo. Foto: unsplash 

REDACCIÓN. Expertos recomiendan que dormir ocho horas diarias es ideal para descansar el cuerpo y desconectar la mente de las actividades diarias, pero la rutina de sueño de las grandes mentes como Nikola Tesla, demostraron que se puede dormir menos horas y tener un día productivo.

El Instituto Nacional de la Salud indica que una persona promedio pasa un tercio de su vida durmiendo y el promedio de vida es de 75 a 80 años, por lo tanto, el ser humano pasa alrededor de 26 años adormecido.

Dormir es una pérdida de tiempo, era el pensamiento de Thomas Edison, quien dormía dos horas durante la noche, pero tenía dos descansos en el día de 20 minutos cada uno. El presidente Donald Trump, también adoptó este método y cree que este estilo de vida le ayuda a ser más competitivo y productivo.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»9189″]
Dormir en exceso es dañino para la salud por la poca actividad física que tiene la persona durante el día. Foto: unsplash 
[thb_gap height=»30″]

El ciclo del sueño polifásico consiste en dormir de dos a tres horas en la noche y durante el día tomar una siesta de medio tiempo cada cuatro horas. Es una disciplina adoptada desde siglo XX, personas inteligentes como Nikola TestlaLeonardo Da Vinci, desafiaron al cuerpo y fueron capaces de rendir y producir más, sin descansar las cantidades de horas que duerme una persona común.

Existen tribus como los Pirahã que duermen únicamente tres horas, se despiertan al amanecer y duermen a la puesta del sol. Ellos gustan de tomar siesta de 15 minutos recostados en un árbol y piensan que pasar muchas horas durmiendo la persona pierde su esencia.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»9196″]
Una siesta no debe ser mayor de 30 minutos, de lo contrario afectará el sueño nocturno. Foto: unsplash 
[thb_gap height=»30″]

Las personas que optan por el sueño polifásico tienen mayor creatividad, recargan fácilmente el cuerpo y recuperan las fuerzas para producir más durante el día.

Se ha realizado otros estudios que experimentan nuevos hábitos de sueño, contemplan seis siestas al día de 30 minutos, lo cual ha demostrado ventajas como pasar mayor tiempo con la familia, leer más libros al año o emprender nuevos proyectos. Otras personas han experimentado aburrimiento por mantenerse despierto muchas horas.

[thb_gap height=»30″]
Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar