Turismo

La exótica Bora Bora: el lugar más encantador del trópico, justo en el corazón del Pacífico Sur

REDACCIÓN. Bora Bora es el destino predilecto; una exuberante isla tropical donde las playas de arena blanca dan paso a aguas turquesa de ensueño, en medio de los encantos del Pacífico Sur.

Se ubica en la colectividad de la Polinesia Francesa, al noroeste de Tahití; y comprende uno de los complejos turísticos de lujo más apetecidos por los viajeros alrededor del mundo.

Bora Bora se constituye de una isla tipo atolón, que está rodeada y protegida por un arrecife coralino, del cual emergen islotes de diferentes tamaños conocidos como motus.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»28496″]
Desde los motus, islotes que rodean la isla de Bora Bora, se puede apreciar toda la majestuosidad del lugar. Foto: Twitter-FSborabora
[thb_gap height=»30″]

Entre el arrecife y la costa de la isla principal, se extiende una espléndida laguna que en sus costas alberga numerosos resorts con bungalós, pintorescas casas de madera con techo de paja que se elevan sobre pilotes en el agua.

En el centro de la isla se erige un imponente volcán inactivo de más de 700 metros de altura; el fondo perfecto para las más espectaculares postales.

Matira Port, es la principal zona turística, hogar de las playas más populares de Bora Bora; y ofrece numerosas actividades, que van desde la más completa paz hasta el desborde total de adrenalina.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»28490″]
Debajo de las aguas de Bora Bora florece todo un espectáculo natural: los coloridos arrecifes de coral. Foto: Twitter-FSborabora
[thb_gap height=»30″]

Entre las atracciones principales de la isla, aparte de la sol y playa, está el buceo y snorkeling en las zonas cercanas a la costa, o en los coloridos jardines de coral que son el hogar de una extraordinaria fauna marina.

Miles de peces de colores vibrantes, asombrosas mantarayas gigantes y tortugas marinas; son algunos de los amigos que se podrán encontrar en este exótico ecosistema.

El Bora Bora Lagoonarium, es un acuario natural en el que también se puede apreciar una gran cantidad de animales acuáticos, y ofrece actividades espectaculares como el nado con tiburones.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»28493″]
No puede faltar un tranquilo paseo en canoa, sobre las aguas cristalinas de Bora Bora. Foto: Twitter-FSborabora
[thb_gap height=»30″]

Los deportes acuáticos no pueden faltar en un lugar tan fantástico, entre los que sobresales el surf de remo, los paseos en parapente y el canotaje, debido a la tranquilidad de las aguas cercanas.

La concurrida ciudad de Vaitape, donde se encuentra el aeropuerto de Bora Bora, ofrece numerosos restaurantes y tiendas, en los que valdrá la pena degustar la gastronomía local, sin dejar de llevarse un memorativo souvenir.

Y como si las actividades en el agua no fuesen suficientes, al interior de la isla, se pueden realizar expediciones en vehículos 4×4, para apreciar la riqueza natural que se hace presente en cada rincón de este cálido paraíso.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»28492″]
La belleza de Bora Bora, la convierten en uno de los destinos más exclusivos y apetecidos del mundo. Foto: Twitter-TahitiTourism
[thb_gap height=»30″]

La fusión de una sobrecogedora belleza y una cultura mística al ritmo del espíritu de Mana, hacen que Bora Bora ofrezca una experiencia única, que se convertirá para muchos, en una de las memorables de su vida.

[thb_gap height=»30″]
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar