Turismo

Cracovia, Polonia: El destino más cómodo de Europa

REDACCIÓN. Hermosa y cargada de historia, así es Cracovia, la ciudad más turística de Polonia y la segunda más económica de Europa, motivo que la convierte en un tentador destino de city break.

Visitar la que un día fue la capital del país, es descubrir una ciudad llena de vida y a su vez, sumergirse de lleno en uno de los capítulos más oscuros de la historia del siglo XX.

A diferencia de la mayoría de las ciudades polacas, Cracovia conserva un increíble legado arquitectónico, ya que no sufrió daños significativos durante la Segunda Guerra Mundial.

La localidad apenas fue bombardeada por las tropas alemanas, ya que la temprana ocupación nazi no halló resistencia local.

Si se tienen planes de viajar a Cracovia, se puede pasar un fin de semana completo por menos de 200 euros sin escatimar en comida ni bebida, alojamiento, transporte, visitas turísticas y algunos souvenirs.

[thb_gap height=»30″]

PLAZA DEL MERCADO Y EL CASCO ANTIGUO

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»19033″][thb_gap height=»30″]

El paso de los siglos no ha restado importancia a la plaza del Mercado, la plaza medieval más grande y hermosa de Europa, y el auténtico centro de la vida diurna y nocturna de la ciudad.

Situada en la Stare Miasto, alberga construcciones emblemáticas como la basílica de Santa María, con sus dos torres asimétricas y su fachada gótica de ladrillo; la iglesia de San Adalberto; y la torre del Ayuntamiento.

[thb_gap height=»30″]

COLINA DE WAWEL

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»19021″][thb_gap height=»30″]

La colina de Wawel es una de las zonas más hermosas es la ciudad. Allí se puede visitar el castillo y la catedral, dos construcciones impresionantes que ilustran la capitalidad de Cracovia hasta principios del siglo XVII.

El primero, testigo de los episodios más importantes de la historia del país es ahora el Museo Nacional, y la segunda fue residencia y panteón de los monarcas polacos.

Su fachada, una mezcla de estilos y colores, ilustra perfectamente la belleza del Renacimiento Italiano en tierras centroeuropeas.

[thb_gap height=»30″]

KAZIMIERZ, EL BARRIO JUDÍO

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»19032″][thb_gap height=»30″]

Convertido hoy en un barrio de moda, Kazimierz , el barrio judío a poca distancia del casco antiguo y de la colina de Wawel, fue durante siglos una ciudad independiente en la que convivían si problema alguno hebreos y cristianos.

Repleto de iglesias y sinagogas, durante la ocupación nazi, sus habitantes fueron deportados masivamente al gueto judío y finalmente, casi la totalidad de los 60.000 residentes de esta religión fueron exterminados.

Tras décadas de abandono, a finales del siglo XX el barrio recuperó la vida, en parte, gracias al estreno de La lista de Schindler de Steven Spielberg.

[thb_gap height=»30″]

AUSCHWITZ

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»19037″][thb_gap height=»30″]

La escapada a Cracovia tiene un nombre propio: Auschwitz, el principal campo de exterminio de la Alemania nazi, en el que fueron asesinadas más de un millón de personas.

Declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco, se encuentra en la localidad de Oswiecim, a unos 70 kilómetros de distancia, por lo que viajar a Polonia y no acercarse hasta allí sería un auténtico error.

Al atravesar el umbral de la puerta, un letrero forjado en hierro con la inscripción Arbeit macht frei (“El trabajo te hace libre”) recibe al visitante: es la entrada a un infierno en el que se cometieron todo tipo de atrocidades.

La visita guiada permitirá conocer la vida de los prisioneros y ver en primera persona barracones, cámaras de gas, hornos crematorios y numerosos objetos robados a los prisioneros antes de ser asesinados.

La experiencia de viajar a este rincón europeo no será digna de arrepentimiento.

[thb_gap height=»30″]
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar