Estilo de vida

Cressida Bonas: Actriz, modelo, aristócrata… y bella

REDACCIÓN. Además de ser conocida por la prensa rosa internacional como la exnovia del príncipe Harry, Cressida Bonas deslumbra en el mundo de la actuación.

La joven británica, de rostro angelical y preciosos ojos azules, ha tenido desde hace mucho tiempo muy claros sus objetivos: Ser actriz, pero bajo sus propios esfuerzos.

Aunque ha sido calificada como una de las it girls británicas del momento, Cressida Bonas ha incursionado en el mundo del teatro escalando cada peldaño con mucho entusiasmo y cuantioso trabajo.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»18370″]
Desde modelo, actriz y bailarina, Cressida Bonas deslumbra en los proyectos que emprende. Foto: www.jonathan-segade.com
[thb_gap height=»30″]

Decidió tomar clases teatrales en Australia; mientras laboraba en un bar, donde era encargada del orden de las copas detrás de la barra principal.

El Old Red Lion Theatre, construido en 1948, ha sido testigo de la actuación descomunal de la hija de la aristócrata lady Mary-Gaye Curzon y el millonario Jeffrey Bonas.

Las tablas de este prestigioso teatro australiano han vislumbrado a la exnovia del nieto de Isabel II en su ascenso como actriz.

[thb_gap height=»30″]
[thb_gap height=»30″]

En la gran pantalla fue protagonista de la película “Nunca digas su nombre”, filme estadounidense de terror sobrenatural y parte del elenco de “Tulip Fever”, la cinta americana de drama histórico.

A inicios del 2018, la talentosa actriz fue parte del elenco protagónico del videoclip Naked” del cantautor, guitarrista y pianista británico, James Arthur.

La hija de una de las familias más importantes de la aristocracia británica, fue parte de los distinguidos invitados al enlace nupcial de su exnovio, el príncipe Harry y Meghan Markle.

Su experiencia en la boda real no fue muy agradable. Cressida Bonas no estuvo de acuerdo con uno de los requisitos de etiqueta que la casa Windsor exigió para asistir al evento: El uso indispensable de los sombreros.

[thb_gap height=»30″]
[thb_gap height=»30″]

Mediante una revista inglesa, Bonas, expresó su desagrado respecto a esta norma: “Sombreros. ¿Por qué parece que los sombreros son tan complicados? Difíciles de llevar, difíciles de ver y extremadamente complicados para la pobre alma sentada en el banco de atrás”.

La hermosa rubia enfatizó que ella evita por completo los sombreros, que no forman parte de su estilo. Y que aunque podía haber recibido miradas que desaprobaban su vestuario, iba a seguir siendo fiel a su consigna de “chica mala”.

Así lo demostró el día de la gran ceremonia nupcial cuando la entrada de la capilla de Saint George en el palacio de Windsor, la vio llegar con un pequeño detalle de plumas en su cabellera en lugar del requerido sombrero.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»18382″]
Foto: www.jonathan-segade.com
[thb_gap height=»30″]

La modelo británica, mantuvo una relación de dos años, desde 2012, con el hijo de la fallecida Lady Di, a quien conoció por su íntima amiga y prima del royal, la princesa Eugenia de York.

De hecho, muchos medios apuntaban a que ella sería la elegida para ser la esposa del príncipe Harry, sin embargo la aristócrata no soportó la presión mediática que implicaba su relación con el nieto de la reina Isabel II.

Actualmente, Cressida Bonas comparte con sus más de 30 mil seguidores, a través de Instagram sus infinitas historias: Viajes, lecturas, nuevo proyectos y la belleza de la que es característica la joven británica con espíritu libre.

[thb_gap height=»30″]
Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar