Juventud

Gina Raquel Orellana Bendeck, princess in red en sus quince años

San Pedro SulaGina Raquel Orellana Bendeck ha debutado en sociedad, con una noche donde hubo alegría y emociones.

Se convirtió en princess in red para disfrutar de una noche blanca en el restaurante El Mezzonite Bistro & Deli.

[thb_gap height=»30″]
[thb_gap height=»30″]

Su madre Dina Bendeck Valladares, organizó cada detalle de la recepción. No faltaron los más amados de la quinceañera, quien recibió cariño y los más finos regalos.

Gina Raquel Orellana Bendeck estaba bellísima y fascinada, porque la edad rosa fue la ocasión perfecta para rodearse de aquellas amigas de toda la vida, sus compañeras de la secundaria en la Escuela Internacional Sampedrana.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»51120″]
Gina Raquel Orellana Bendeck y su madre Dina Bendeck Valladares. Foto Gerardo E. Barrera  
[thb_gap height=»30″]

A las 7.00 pm, el salón de fiestas y el área de la piscina se colmó de unos 80 invitados, todos, vestidos con impecables atuendos blancos, como era el código de vestimenta.

Gerardo Trejo, no sólo fue el chef encargado de los manjares de esa noche. También, se hizo cargo de idear y llevar a la realidad, la hermosa ornamentación basada en tres detalles: rosas rojas, efectos led carmín y, además, acentos en sobrio tono negro.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»51109″]
Daniela Rodezno, Aitana Rivera, Natalia Canahuati, Gina Raquel Orellana Bendeck, Marianne Ramos y Giulianna Massu. Foto Gerardo E. Barrera 
[thb_gap height=»30″]

Dentro del salón, los mayores se reunieron en un suntuoso montaje de mesas circulares adornadas con candelabros chandellier y, además, coronados con esferas de rosas rojas y eucalipto. También, otros detalles que complementaron la puesta en escena decorativamente.

En las afueras, una carpa fue dispuesta con una atmósfera más casual con salas modernas y cóctel, logrando que las amigas de Gina Raquel Orellana Bendeck, se relajaran y se la pasaran de lo mejor.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»51132″]
La muchachada acompañó de principio a fin a Gina Raquel Orellana Bendeck. Foto Gerardo E. Barrera  
[thb_gap height=»30″]

Uno de los momentos más emotivos de la noche fue cuando la quinceañera fue rodeada por todos y se le cantó el feliz cumpleaños. No faltó su padre Lisandro Orellana Bahr, así como las familias Bendeck Valladares y Orellana Bähr.

La noche, finalmente, fue maravillosa y Gina Raquel, nieta mayor del querido Juan Antonio Bendeck, la inolvidable dama Gina Valladares de Bendeck, Carmen Bähr de Orellana y Lisandro Orellana, se ha llevado los mejores recuerdos para toda la vida, de una fiesta simplemente excepcional.

[thb_gap height=»30″]
Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar