Sociedad

La nueva hija de Dios se llama Valentina Orellana Kafati

San Pedro Sula. El bautizo de Valentina Orellana Kafati se ha celebrado, tras varios meses del nacimiento de la hermosa bebé.

Valentina Orellana Kafati con sus padres Giordanna y Guillermo Orellana. Foto Gerardo E. Barrera

Sus padres Giordanna Kafati Quiroz de Orellanay Guillermo Orellana Bähr, llevaron a su primogénita hasta la pila bautismal de la parroquia Nuestra Señora de Suyapa.

El bautizo de Valentina Orellana Kafati
Tiara Kafati y su linda sobrina Valentina. Foto Gerardo E. Barrera

El padre Carlos Báez bendijo la vida y futuro de la hermosa y nueva hija de Dios, que como padrinos tiene a Jo Anne Rodgers Fasquelle de Chahín y Carlos Flores, Tiara y Jacobo Kafati Quiroz.

La ceremonia por el bautizo de Valentina Orellana Kafati tuvo cantos sacros, que enmarcaron de jubilo y solemnidad la eucaristíca, la homilía y este esperado sacramento.

El bautizo de Valentina Orellana Kafati
Carmen Bähr de Orellana y Debbie Quiroz de Kafati con su linda nieta Valentina Orellana Kafati. Foto Gerardo E. Barrera

Una hora después, el brindis y el almuerzo continuaba en el salón más alto de la torre del Club Hondureño Árabe, en un halo de distinción floral y mucho júbilo.

Un centenar de invitados llegaron para felicitar a Giordanna y Guillermo Orellana, que portaban en brazos a su linda hija, vestida con un ropón de cristianar en destellos golden vintage en puro encaje y lino crudo.

El bautizo de Valentina Orellana Kafati
Un enorme oso juguetón, el mismo que se usó para el enlace de los padres de la bebé, se dispuso en el foyer de la recepción bautismal. Foto Gerardo E. Barrera

Así de hermoso

El dúo Rouge alegraba la recepción. La gente estaba fascinada con la impecable estancia que creó la diseñadora floral María Dolores Uclés de Rápalo y el equipo floral de Casa, jardín y más.

El bautizo de Valentina Orellana Kafati
Los arreglos fueron creados con hortensias, rosas, dragones, eucalipto y claveles, así como flores silvestres. Foto Gerardo E. Barrera

Para engalanar la estancia, dos mesas imperiales a los costados, fueron engalanadas con sofisticados puentes florales creados con bases acrílicas. De ahí se desprendían cascadas de phaleanopsis de botánica permanente.

El bautizo de Valentina Orellana Kafati
La catedral de San Pedro Sula en pastel, fue restaurada en ocasión del bautizo de Valentina Orellana Kafati. Esta misma obra dulce fue la torta en la boda de los padres de la bebé. Foto Gerardo E. Barrera

No faltaron las hortensias de El Merendón, rosas imperiales, dragones, claveles, aster silvestre y eucalipto perfumado como follaje.

Además, tres mesas circulares al centro, le daban otro aire a la estancia con esferas de rosas y claveles. Todo el display, obra de Servifiestas Capitolio.

El bautizo de Valentina Orellana Kafati
Las mesas imperiales para 40 personas, fueron engalanadas con puentes florales de phalaenopsis de botánica permanente en estructuras acrílicas y pies florales de hortensias, rosas, dragones, eucalipto y claveles, así como flores silvestres. Foto Gerardo E. Barrera

La alegría familiar

Una vez que los invitados estuvieron al completo, comenzó el almuerzo por el bautizo de Valentina Orellana Kafati, cuyo festejo duró hasta casi el anochecer.

El bautizo de Valentina Orellana Kafati
Jacobo Kafati y Debbie Quiroz de Kafati. Foto Gerardo E. Barrera

Orgullosos estaban los abuelos Debbie Quiroz de Kafati y Jacobo Kafati y Carmen Bähr de Orellana y Lisandro Orellana, quienes consintieron en todo momento a su linda nieta.

El bautizo de Valentina Orellana Kafati
Lisando Orellana y Carmen Bähr de Orellana. Foto Gerardo E. Barrera

La celebración por la nueva hija de Dios, es el mejor de los recuerdos que tendrán los esposos Orellana Kafati, del tan anhelado sacramento bautismal de su heredera.

Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar