Sociedad

Deyanira Ortega y Mario Colindres se juran amor eterno

SAN PEDRO SULA. Deyanira Ortega y Mario Colindres, se juraron amor eterno en una cálida ceremonia en compañía de sus familiares y 180 selectos invitados.

La pareja de enamorados se conoció estudiando la carrera de medicina en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y el romance rápidamente floreció.

Tras 8 años de noviazgo, los novios contrajeron nupcias en la Iglesia Nuestra Señora de Suyapa ante una capilla llena y luego se trasladaron al hotel Copantl para celebrar su esperado enlace.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»55822″]
Deyanira Ortega lució hermosa en su vestido blanco con escote amplio. Foto: Gerardo E. Barrera
[thb_gap height=»30″]

Deyanira Ortega, lució esplendida ataviada en un vestido blanco de amplio escote que combinó con una diadema plateada con velo, una creación de la firma Casa Blanca.

El salón Las Islas, cobró vida con una decoración a cargo de Casa, Jardín y Más. Maxi arreglos florales compuestos de rosas rojas, blancas, hortencias, margaritas y claveles adornaron las mesas.

Los padres de los novios Irma Torres, Roberto Ortega, Herlinda Cárcamo y José Enrique Colindres, se mostraron emocionados por el enlace y brindaron por un matrimonio próspero.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»55810″]
Momento de brindis en honor a los recién casados, los novios Deyanira Ortega y Mario Colindres. Foto: Gerardo E. Barrera
[thb_gap height=»30″]

Los padrinos Maximiliano Ortega y Telma Altamirano, tampoco se quedaron atrás y felicitaron a los nuevos esposos y les desearon éxito en sus proyectos familiares.

Los invitados degustaron pierna de cerno ahumada a la Malagueña, pechuga de pollo a la dijonesa, guarniciones de arroz a la jardinera y vegetales a las finas hierbas.

El pastel de tres niveles y decorado con detalles en color oro, fue una creación de Leny´s Cake.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»55830″]
Javier Vásquez, Sharon Ortega, Juan Elías Siwady y Víctor Romero. Foto: Gerardo E. Barrera
[thb_gap height=»30″]

La noche era joven y había que celebrar el enlace; los invitados inundaron la pista de baile y la velada fue amenizada por Cris Davis.

Cerca de las 2:00 am, la velada culminó en medio de anécdotas, muchas sonrisas y promesas de amor que durarán toda la vida.

[thb_gap height=»30″]
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar