Sociedad

¡La boda del año! Todo sobre el banquete nupcial de Eugenia Bendaña y Ricardo Dumas

San Pedro Sula. Los enamorados Eugenia Bendaña y Ricardo Dumas son los absolutos protagonistas de la boda del año 2018 en Honduras.

Su banquete acogió a miembros de distinguidas familias de la auténtica sociedad de San Pedro Sula, ya que esta pareja, es descendiente de prominentes clanes de abolengo de la ciudad.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»43151″]
Así de felices lucieron los enamorados Ricardo Dumas Canahuati y Eugenia Bendaña Prieto. Foto Gerardo E. Barrera

[thb_gap height=»30″]

Tras una inolvidable misa de esponsales en la parroquia Nuestra Señora de Suyapa, unos 300 invitados se congregaron en el salón Jerusalén del siempre cotizado Club Hondureño Árabe.

Ejercían de excelentísimos anfitriones, los padres de los contrayentes María Teresa Prieto Moreira de Bendaña y Ricardo Bendaña Pinel y Elizabeth Canahuati Jacamán viuda de Dumas. 

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»43137″]
Ricardo Dumas Canahuati y Eugenia Bendaña Prieto tenían cinco años de sólido noviazgo. Foto Gerardo E. Barrera
[thb_gap height=»30″]

Un ambiente de impecable montaje, fue diseñado por la wedding planner Susana Prieto, donde se fusionaron mesas circulares e imperio de puro espejo, sillas Tiffany ghost e Isabelinas metalizadas y diferentes elementos de vidrio y espejos facetas.

En cuando a los arreglos florales, intervino el talento en diseño floral de la gran Jackeline Cabrera, quien mezcló desde rosas monarca y pomposos hasta master silvestre, hortensias de montaña y phaleanopsis de botánica permanente.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»43112″]
Eugenia Bendaña y Ricardo Dumas compartieron de su amor, entre distinguidos invitados. Foto Gerardo E. Barrera
[thb_gap height=»30″]

Para completar la puesta en escena, se crearon dos barras con mobiliario minimalista retro, se erigieron dos enormes árboles con ramas de benjamina, del cual pendían gajos de luces blancas.

Ese detalle, le confirió ese romanticismo a la recepción nupcial de Eugenia Bendaña y Ricardo Dumas, quienes llegaron antes de las 10.00 pm, después de su posado oficial para el recuerdo.

[thb_gap height=»30″][thb_image image=»43140″]
El brindis fue realizado por las familias Bendaña Prieto y Dumas Canahuati. Foto Gerardo E. Barrera
[thb_gap height=»30″]

Los invitados los recibieron entre júbilo, aplausos y admiración, puesto que no todos los días se ve una pareja de esponsales tan espectacular y hermosa como la protagonista del enlace Dumas Bendaña.

Como toda una muñeca, inmaculada y perfecta, así lucía Eugenia Bendaña Prieto. Se atavió con un diseño de la canadiense Rita Vinieris para la firma Rivini, todo, en delicado encaje chantillí de impecable blanco glacial.

La amplia falda y el muy esculpido entalle, le destacaba la estilizada y delicada figura, logrando verse como una princesa de ensueño. Mientras tanto, Ricardo Dumas Canahuati, se vio tan galante y apuesto, con un tuxedo a la medida que destacaba su gallardía y distinción.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»43145″]
Ricardo Dumas Canahuati y Eugenia Bendaña Prieto. disfrutan de su amor por varios países de Europa. Foto Gerardo E. Barrera
[thb_gap height=»30″]

Tras el vals y el brindis, donde la gente bordeó en su totalidad la pista led, comenzó la fiesta que duró hasta casi las 6.00 am. Música en vivo y las mezclas del deejay Carlos Blanco, hicieron que el banquete estuviera de lo más amenizado.

Para que el protocolo fluyera, Irela Pérez fue encomendada y logró que la noche transcurriera tal y como esperaban Eugenia Bendaña y Ricardo Dumas.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»43136″]
Eugenia Bendaña y Ricardo Dumas lucieron totalmente enamorados en su primer vals como esposos. Foto Gerardo E. Barrera
[thb_gap height=»30″]

A la medianoche, la gente joven activó aún más la celebración y fueron los amigos, primos y hermano del novio; quienes se apoderaron del escenario y cantaron esas canciones que todos los invitados bailaban sin parar.

Los recién casados partieron a su luna de miel, tras varias horas de descanso. Comenzaron el tour del amor por Venecia, Italia. Luego, visitarán otros destinos de Europa durante unas dos semanas.

[thb_gap height=»30″]
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar