Sociedad

Padres y Seniors 2019 escuela episcopal El Buen Pastor, unidos por el vals y un brindis

San Pedro Sula. El desfile padres Seniors 2019 escuela episcopal El Buen Pastor ha coronado de júbilo la fastuosa celebración por esta nueva generación de bachilleres.

Desfile padres Seniors 2019 escuela episcopal El Buen Pastor
Viena Baide de Martínez y su hijo José Jorge Martínez Baide. Foto Gerardo E. Barrera

Pura felicidad y orgullo demostraron los 43 jóvenes que conforman la Clase EEEBP 2019, quienes desfilaron por los pasillos centrales de ambos extremos del completo de salones el Club Hondureño Árabe.

Desfile padres Seniors 2019 escuela episcopal El Buen Pastor
Ginan Handal Canahuati y su padre Eduardo Handal. Foto Gerardo E. Barrera

En la pista led infinity, se ubicaron para posar para los fotógrafos oficiales que captaban los momentos más memorables de una sin igual noche de emociones.

Cada padre y madre, escoltó a sus hijos graduados. Lucieron de lo más elegantes con diseños de brillo, color y prestancia, logrando verse a la altura de la ocasión.

Desfile padres Seniors 2019 escuela episcopal El Buen Pastor
Roberto Cano y su madre Karen Cano Abud. Foto Gerardo E. Barrera

Ya ubicados, las suaves notas del vals, se escucharon y fueron danzadas con júbilo, destacando así el esperado desfile padres Seniors 2019 escuela episcopal El Buen Pastor.

Desfile padres Seniors 2019 escuela episcopal El Buen Pastor
René Fajardo y su madre María Trinidad Castellanos. Foto Gerardo E. Barrera

Las emociones del desfile padres Seniors 2019 escuela episcopal El Buen Pastor

Los aplausos fueron ofrecidos por más de mil invitados, quienes estaban orgullosos por esta generación de futuros universitarios de San Pedro Sula.

Para continuar con el protocolo que se organizó, cada estudiante se reunió en la pista para el gran brindis y el discurso oficial por parte del alumno Carlos Alvarado.

Desfile padres Seniors 2019 escuela episcopal El Buen Pastor
Salma Zayed bailó el vals junto a su padre Zahi Zayed. Foto Gerardo E. Barrera

Ahí, en medio de euforia, la Clase EEEBP 2019, se hermanó por última vez para prometer que de ahora en adelante, continuarán fortaleciendo lazos de amistad y convivencia cada vez que puedan.

José Eduardo Chang y su madre Lizzette Miranda. Foto Gerardo E. Barrera

La celebración comenzó desde ese momento, y se prolongó hasta el amanecer en total euforia social.

La gente bailó, brindó, se deleitó y hasta se fotografió para el recuerdo, con una generación que se queda en Honduras, para comenzar la vida universitaria.

Salma Zayed y su madre Rania Awaad de Zayed. Foto Gerardo E. Barrera
Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar