Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Olanchito, Yoro: cuna del civismo, sus atracciones y su Carnaval del Jamo

Olanchito

REDACCIÓN. Enclavada en el corazón del Valle del Aguán y totalmente alejada del bullicio de la grandes urbes, se encuentra una ciudad que le ha dado al país un legado cultural y un impulso económico: Olanchito.

Este pueblo se erige este 2019 como uno de los destinos de turismo cultural más apetecidos de la región, gracias a las aventuras y secretos que alberga una tierra que desde el pasado ha sido epicentro de la historia.

De hecho, todas esas narrativas llevaron a uno de los más grandes historiadores hondureños a bautizarla como La Ciudad Cívica de Honduras.

Olanchito se encuentra en el corazón del Valle del Aguán. Foto: Redes Sociales

El agradable clima cálido es la tarjeta de presentación al llegar a este destino. Su gente, reconocida por pulirse en la camaradería y las atenciones, es seguramente una de las cosas que cautivarán el corazón de cualquier visitante.

Luego, un mundo de opciones de actividades por hacer y disfrutar, de modo que el tiempo parece pasar volando.

Alegría de Carnaval

La Ciudad Cívica celebra en abril su tradicional Carnaval del Jamo, uno de los dos festejos anuales que unen a todos los locales en alegría, cultura y buen vive.

El carnaval es una de las ferias más sonadas en Olanchito. Esta celebración une a todos los pobladores de las localidades aledañas en una cita simplemente espectacular.

La algarabía y el color se apodera de la ciudad al llegar el tradicional Carnaval del Jamo. Foto: Redes Sociales

Todo comienza con un colorido desfile de carrozas por la avenida principal del pueblo. En estas se exhiben diferentes temas de interés social, así como presentaciones artísticas y culturales.

No puede faltar cada año, el carro alegórico de la Reina y del Mariscal del Carnaval, que se convierten en las carrozas más esperadas por los espectadores.

Una de las carrozas más esperadas en el desfile es la de la Reina del Carnaval. Foto: Redes Sociales

Luego del parade, la celebración continúa con el carnaval propiamente dicho, en donde los grupos musicales invitados protagonizan una noche de buen ambiente, baile y gastronomía.

Es así como la cita del Carnaval del Jamo se extiende hasta altas horas del amanecer en una velada llena de tanto algarabía, que pareciera no terminarse jamás.

Tradición

El carnaval de Olanchito toma su nombre de uno de los animales más representativos de la fauna nacional: el jamo negro; una especie endémica y de mucho orgullo en Honduras.

Este animal es propio del Valle del Aguán, y junto con el Colibrí Esmeralda, es todo un símbolo de identidad para los olanchitenses, a quienes de hecho se les llama también «Come Jamo».

El endémico Jamo Negro es la inspiración para el sobrenombre de los olanchitenses. Foto: Redes Sociales

Por ello, uno de los platillos más icónicos en estas fechas de carnaval es el jamo preparado en sopa o guisado con coco. Así también se ofrece como plato exótico los huevos de la iguana.

Estas fechas son también la ocasión perfecta para darse un tour y conocer todas las atracciones del municipio.

Aventura

Para los amantes de las experiencias inolvidables, Olanchito ofrece paisajes llenos de flora y naturaleza aún virgen como en pocos lugares del país se pueden encontrar.

El senderismo en las montañas es una de las ofertas más irresistibles, pues presenta recorridos en los que cada paso se vive al máximo.

La ciudad también fue uno de los centros económicos del enclave bananero del siglo 20, y los vestigios de la poderosa empresa Standar Fruit Company siguen latentes en los pintorescos y casi infinitos campos rurales.

La observación de aves es todo una aventura entre los visitantes. Foto: Aside.org

A poco menos de media hora de la ciudad se localiza un monumento natural extremadamente singular: el Bosque Muy Seco Tropical. Este peculiar ecosistema es una fusión de vegetación y fauna propias de los climas cálidos, y sólo se puede encontrar en esta zona del país.

La llamativa elegancia del colibrí esmeralda le ha permitido ser todo un ícono para Honduras. Foto: Redes Sociales

Tal característica ha dado lugar a que también aquí se aniden dos especies animales únicas en Honduras y en el mundo. Primeramente el espléndido Colibrí Esmeralda y el ya conocido Jamo Negro, llamado también garrobo.

Cultura

Justo en el centro de la ciudad se puede visitar el museo de antigüedades, donde se alojan innumerables sorpresas. Aquí se puede presenciar la historia de la cultura olanchitense en los cientos de piezas exhibidas.

Además, esta pinacoteca presume el legado artístico y personal del célebre escritor Ramón Amaya Amador. Ahí descansa las cenizas del artista, sus manuscritos y otras de sus pertenencias.

En el Restaurante Casa Blanca, que se ubica cerca del parque central, se puede tener una experiencia gastrómica magnífica, mientras se admiran objetos arqueológicos que cuentan cientos de años de historia.

Ubicación

La ciudad de Olanchito está a 1 hora 45 minutos de La Ceiba. Al destino se puede acceder en autobús desde las principales urbes del país.

Sin duda, visitar este destino será toda una experiencia de cultura, que nos trasladará en un viaje hacia el pasado por lo que en su momento fue la Honduras de antaño.

¡Comparte!
No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.