Sociedad

La boda de Claudia Amaya Martell y Diego Fernando Paz Handal

SAN PEDRO SULA. La parroquia Nuestra Señora de Suyapa acogió a los enamorados Claudia Amaya y Diego Paz, en su esperada celebración católica matrimonial.

Regocijo de principio a fin. Las familias Paz Handal y Amaya Martell estaban regocijadas y encabezaban el acontecimiento nupcial, los apreciados Alma Xiomara Martell de Amaya y Reynaldo Amaya Ortez y Carolina Handal de Paz y Jorge Paz.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»18314″]
Los novios bailaron con total complicidad su primera canción como esposos. Foto Gerardo E. Barrera 
[thb_gap height=»30″]

El padre Fernando Ibáñez bendijo a los contrayentes, quienes tenían dos años de sólido noviazgo.

Unos 200 invitados les acompañaron. Desearon lo mejor a Claudia Amaya y Diego Paz, porque después de un año de su compromiso, por fin llegaban al altar para jurarse amor por siempre.

Como padrinos de la boda Paz Amaya se escogieron a los estimados esposos Ingrid y Aly Gonzales y Edna y Feizal Selman.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»18317″]
Los padres de los contrayentes acompañaron a la pareja, durante el esperado brindis. Claudia Amaya y Diego Paz, estaban llenos de júbilo Foto Gerardo E. Barrera 
[thb_gap height=»30″]

La novia, para ser la más bella en su noche matrimonial, se atavió con un delicado y muy español diseño de la firma Rosa Clará, en puro encaje con detalles florales y de inspiración realeza en blanco antique. El novio, optó por la etiqueta rigurosa.

Antes de las 10.00 pm y después de hacer el esperado posado oficial para el recuerdo, Claudia Amaya y Diego Paz, llegaban hasta su banquete de bodas. La recepción se celebró, con total distinción, en el salón San Pedro del hotel Copantl.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»18319″]
Cómplices miradas fueron intercambiadas por los ahora esposos Diego Paz y Claudia Amaya. Foto Gerardo E. Barrera 
[thb_gap height=»30″]

Ahí, Alexandra Lockmer, interpretó la pureza del amor en un delicado montaje de rosas marfil, tonos golden, frondosas esferas de rosas y candelabros vintage. Además, se fusionaron sillas circulares e imperiales, con sillas de diseño francés Chateau.

Tanto padres como enamorados, tras el primer baile como esposos de los recién casados, presidieron el brindis y ese esperado discurso cimentado en la fidelidad, el amor y la comprensión que debe prevalecer en una unión.

[thb_gap height=»30″][thb_image alignment=»center» image=»18264″]
El salón San Pedro fue engalanado con detalles marfil y oro para el casamiento de Claudia Amaya y Diego Paz. Foto Gerardo E. Barrera 
[thb_gap height=»30″]

La boda de Claudia Amaya Martell y Diego Fernando Paz Handal duró hasta el amanecer. Se sirvió variedad de platillos internacionales, hubo lo mejor en licor importado y mucha alegría con música en vivo.

Como luna de miel, los novios escogieron un viaje internacional durante dos semanas. Al regresar al país, fijarán su residencia en San Pedro Sula.

[thb_gap height=»30″]
Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar