Sociedad

El cumpleaños de Élida Zavala de Dieck

[vc_row][vc_column][vc_column_text]SAN PEDRO SULA. Élida Zavala de Dieck ha arribado a un año más y lo ha celebrado con un encuentro entre sus amados.

Escogió el jardín de su residencia, donde unos cien invitados, llegaron con finos detalles a augurarle lo mejor, y principalmente, a cantarle Las Mañanitas.[/vc_column_text][thb_gap height=»30″][thb_image image=»8908″][vc_column_text]

Sayda Handal, Claudia Rodezno, Martha Araujo y Lorette Kawas. Foto Renses Etienne
[/vc_column_text][thb_gap height=»30″][vc_column_text]El festejo comenzó muy temprano. El karaoke estaba listo, para aquellos amantes del canto que deleitaron a la concurrencia con melodías de siempre.

La cumpleañera, como siempre, desbordaba felicidad. Estaba emocionada por tener casa llena y compartir de un año más.

No faltó su esposo Kamal Dieck, sus hijos y seres queridos, quienes consintieron a más no poder a la apreciada Élida.[/vc_column_text][thb_gap height=»30″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwd2lkdGglM0QlMjIxMDAlMjUlMjIlMjBoZWlnaHQlM0QlMjI0NjAlMjIlMjBzcmMlM0QlMjJodHRwcyUzQSUyRiUyRnd3dy55b3V0dWJlLmNvbSUyRmVtYmVkJTJGak9YeVRQR3dlbzglMjIlMjBmcmFtZWJvcmRlciUzRCUyMjAlMjIlMjBhbGxvdyUzRCUyMmF1dG9wbGF5JTNCJTIwZW5jcnlwdGVkLW1lZGlhJTIyJTIwYWxsb3dmdWxsc2NyZWVuJTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNF[/vc_raw_html][thb_gap height=»30″][vc_column_text]Para adornar las mesas y la terraza, se dispuso de pequeños arreglos con fusión silvestre y primaveral, todo con mantelería de tono vivaz.

Los invitados departieron desde las 7:00 pm hasta un poco más tarde de la medianoche, bajo la luz de la luna y la calidez de la amistad.[/vc_column_text][thb_gap height=»30″][thb_image image=»8940″][vc_column_text]

Diana, Angie, Dagoberto, Irina y Lorena Zavala. Foto Renses Etienne
[/vc_column_text][thb_gap height=»30″][vc_column_text]Para atenderlos al gusto, se dispuso una apetecible taqueada y bocadillos internacionales y no faltó esa barra con lo mejor de bebidas frescas, ron, whiski y hasta cócteles.

Élida Zavala de Dieck compartió así, de una noche inolvidable, en la que agradeció a Dios y a todos; por tanto cariño a través de los años.[/vc_column_text][thb_gap height=»30″][/vc_column][/vc_row]

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba