ObituarioTop

Adiós a la querida María Teresa Aguilera de Valerio

San Pedro Sula. El luto vuelve a empañar a la sociedad sampedrana. Ha fallecido la querida dama María Teresa Aguilera de Valerio.

La dama María Teresa Aguilera de Valerio

Hace justo una semana, murió su esposo Orlando Valerio Damas, respetado catedrático de generaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula UNAH-VS y corredor de seguros.

Hoy, esta honorable mujer, ha entregado su alma al Divino Redentor, tras luchar por casi un mes contra el COVID-19 o Coronavirus.

La dama María Teresa Aguilera de Valerio

Click aquí: Adiós al catedrático Orlando Valerio Damas

Junto a su amado esposo, libraron una batalla contra este virus que enluta a muchos hogares hondureños.

María Teresa Aguilera de Valerio tuvo un cuadro clínico grave y muchos verdaderos amigos del matrimonio Valerio Aguilera, así como gente de noble corazón y alto respeto a la integridad, se dedicaron a elevar plegarias por su pronta recuperación.

Otros, en lugar de ello, divulgaron por redes sociales; falsas y repudiables noticias de su fallecimiento; mostrando la bajeza e insensibilidad en estos momentos de dolor.

María Teresa Aguilera de Valerio
La dama María Teresa Aguilera de Valerio

Click aquí: Sigue a ICONOS MAG en Instagram

María Teresa y Orlando Valerio, ahora son ángeles en el cielo, principalmente para sus hijos César Orando y Ricardo Javier.

También, para sus nuevas Leyla y Suellen de Valerio, que fueron como verdaderas hijas de este ejemplar matrimonio sampedrano.

Hoy, los nietos también reciben consuelo por tan terrible pérdida de sus abuelos. El pesar llega a los niños Carlos, Alicia, Leyla, Valeria y Luca Valerio, cuyos abuelitos les dejan infinitos e inquebrantables ejemplos de honradez y trabajo.

Además, las condolencias llegan para sus hermanos y hermanas y las familias de este matrimonio.

Los restos mortales de la querida dama, serán sepultados en estricta intimidad familiar por la emergencia de salud que atraviesa el país.

Nuestro amor, tristeza y, sobre todo, respeto, para la memoria de los inolvidables María Teresa y Orlando Valerio, y para sus deudos.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar