Honduras 504

Jorge Faraj y su discurso de hierro en la entrega de El Forjador 2019

Palabras del empresario Jorge Faraj, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, durante su discurso en la entrega del galardón El Forjador 2019.

Mi madre siempre me ha dicho que Dios todo lo hace perfecto y ha decidido darnos hoy la oportunidad de reconocer con El Forjador la trayectoria de don Jorge Bueso Arias y también celebrar sus 100 años de vida; creo que lo podemos bautizar como El Forjador del Siglo.

El discurso de Jorge Faraj

Manuel Venancio e Isabel y toda la familia Bueso, sean bienvenidos. alcalde de San Pedro Sula, Armando Calidonio y su señora esposa Karen de Calidonio.

Presidente de la Corte Suprema de Justicia, abogado Rolando Argueta. Monseñor Ángel Garachana. Miembros de nuestra junta directiva y asesores. Compañeros líderes de la empresa privada, medios de comunicación, amigos todos:

Qué bien se siente ver tantas caras de nuestro sector empresarial reunidos en esta importante ceremonia. Gracias a todos por acompañarnos.

El discurso de Jorge Faraj

Cuando le notificamos a don Jorge que la junta directiva de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés por unanimidad decidió reconocerlo con El Forjador 2019 nos expresó: “Estoy muy agradecido, espero merecerlo”.

Don Jorge: usted merece este reconocimiento y muchos más, porque no solo ha contribuido al desarrollo económico de Honduras, sino que también es un pilar en nuestro país, al ser un ejemplo de valores como el trabajo arduo, la honestidad, la dignidad y por ser un empresario justo, que ha tenido siempre como prioridad generar el bienestar común.

Desde que fundó Banco de Occidente en 1951, don Jorge ha cumplido con apoyar al pequeño, para que sea el grande del mañana.

El discurso de Jorge Faraj

Como él mismo lo ha señalado, su misión al ser un empresario de la banca, antes de buscar ganancias, fue servir a la sociedad, tal como lo ha hecho hasta hoy apoyando al pequeño productor de café que soñaba con expandir sus fincas o al pequeño comerciante que soñaba con una gran tienda.

Muchos sueños de hondureños han sido posibles a partir de un apretón de manos en su oficina en Banco de Occidente en Santa Rosa de Copán, donde sigue activo atendiendo a sus fieles clientes.

Pero su labor ha ido más allá. Honduras tuvo el privilegio que él fuera Ministro de Economía y de Hacienda, siendo pionero en desarrollar y apoyar el Mercado Común Centroamericano; también por varios períodos fue un destacado director del Banco Central de Honduras.

No dudo que los hondureños perdimos la oportunidad de que fuera un gran Presidente de la República.

Honduras urge que liderazgos como el de don Jorge Bueso Arias sean imitados y con El Forjador queremos hacer trascender su legado para las presentes y futuras generaciones.

Hoy más que nunca nuestro país demanda de hombres y mujeres honestos, que generen confianza y que como como él, tengan credibilidad.

Usted Don Jorge, no solo ha sido un gran forjador del desarrollo económico del país, también es un gran forjador de valores, un ciudadano ejemplar.

Otra de las frases de don Jorge cuando le visitamos en su natal Santa Rosa fue la siguiente:

El discurso de Jorge Faraj

La empresa privada organizada debemos siempre defender las instituciones, sino mandan las instituciones que han sido creadas para defender a los débiles, manda la fuerza”.

Jorge Faraj – presidente Cámara de Comercio e Industrias de Cortés

Y es en torno a su mensaje y a la situación tan difícil que enfrenta nuestra Honduras que deseo que reflexionemos hoy. Compañeros empresarios: nuestro rol más importante es la generación de empleos, pero no es el único. Para generar trabajo necesitamos velar por las condiciones idóneas: respeto a las leyes, transparencia y un ambiente político estable.

Tenemos que ser actores influyentes para el fortalecimiento del Estado de Derecho de nuestro país. Sin instituciones sólidas, confiables, y sin personas al servicio del bien común, seguiremos en la ruta equivocada.

El discurso de Jorge Faraj

No debemos olvidar nunca que el sector empresarial tiene que estar plegado a los intereses del país y de su gente y no a los intereses de ningún Gobierno de turno.

La corrupción y la impunidad están destruyendo a Honduras y todos desde nuestra cancha debemos derrotar este flagelo que tiene pobre a nuestra nación y destruida su competitividad, impidiendo que podamos generar más empleos.

Por eso, en la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés también nos hemos sumado al llamado de la Iglesia Católica: ¡BASTA YA!

Es momento de enfocarnos en el bien común, evitar que siga creciendo la brecha entre ricos y pobres y procurar que todos los hondureños tengan la oportunidad de transformar sus vidas, para ofrecer un futuro próspero a sus hijos.

El ser humano debe ser el centro de cada una de nuestras actividades y debemos dar el ejemplo desde nuestras empresas, propiciando ambientes adecuados de trabajo, el buen trato y siempre retribuir lo justo a nuestros colaboradores.

Es así, como la empresa privada se convertirá en un actor protagónico del bienestar común en el país. La responsabilidad social empresarial debe impactar positivamente de adentro hacia a afuera.

Quiero reconocer a los empresarios que ya lo están haciendo. También a los que, pese a los momentos de crisis en sus negocios, han preferido apretarse la faja para mantener los puestos de trabajo y evitar que más familias se queden sin ingresos.

Cada uno de ustedes es muestra del coraje, de perseverancia, trabajo y amor a Honduras.

Estimados amigos:

La empresa privada es el baluarte del desarrollo económico del país y, por tal razón, aún la población no ha perdido la esperanza en nuestro sector. Los próximos dos años traen muchos desafíos y con el nuevo proceso electoral hay esperanzas de cambios.

Tenemos que velar por un proceso confiable, en el que participen hombres y mujeres honestos, capacitados y cuya motivación sea la de servir. No debe haber dudas en las próximas elecciones: los resultados tienen que reflejar la voluntad del pueblo. Para encaminar al país en la ruta del desarrollo, del progreso y la paz social, es indispensable la legitimidad de las nuevas autoridades.

Estoy seguro que a todos nos une el deseo de tener una Honduras con igualdad, con justicia social y con un clima idóneo para la inversión. Por eso les invito a trabajar unidos, a superar las diferencias o intereses particulares, para forjar la Honduras que soñamos.

En la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, siendo fieles a nuestra misión, seguiremos insistiendo y dispuestos a contribuir para fortalecer el Estado de Derecho: base fundamental para el desarrollo de toda nación.

También, vamos a continuar demandando una política tributaria competitiva y la simplificación administrativa, que nos permita a los inversionistas nacionales crecer y atraer nuevos capitales para que haya más trabajo para los hondureños.

Para finalizar, sepa don Jorge, que es una honra para la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés que usted sea El Forjador 2019. Ahora que este reconocimiento estará en sus manos, todos los empresarios que soñamos con recibir este galardón, debemos de hacer muchos más méritos para merecerlo.

Muchas Felicidades.

Gracias a todos.

Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar