Más hondureños que tú

Emma Aguayo llega desde México con su mensaje a Más Hondureños que Tú

SAN PEDRO SULA. Banco de Occidente nos presenta hoy a la mexicana Emma Aguayo, quien con 2 años en el país ha quedado fascinada de nuestra gastronomía y turismo.

Con su emprendimiento, Con Café y Buen Humor, ella nos invita a resaltar los positivo de Honduras e ir por el mundo expresando lo mejor de las cinco estrellas.

Hoy te invitamos a conocer su historia y su mensaje.

¿Quién es Emma Aguayo?

¡Hola! Soy Emma Aguayo y soy mexicana. Me dedico a hacer asesorías sobre desarrollo personal a empresas, escuelas y mamás. Vivo en Honduras desde hace dos años y soy muy feliz aquí.

Yo soy Con Café y Buen Humor. Me encanta el café y sus olores, la sensación que produce y… tengo que decirte que este proyecto nació en Honduras. «Con Buen Humor» porque me dedico a las relaciones y a la superación personal y sin buen humor no hay buenas relaciones. Y el café es un buen pretexto para sentarte a hablar con las personas; es más fácil que le invites a alguien un café, que le invites a que te cuente sus penas.

¿Qués es lo que más te gusta de Honduras?

Me encanta el café… y lo tengo que decir: ya cuando voy al extranjero y me compro un café, ya no me gusta; me gusta mi café hondureño. El cacao también es delicioso. Y de la cultura, me gusta que hablan suavecito, sus modales y que la gente habla con respeto.

¿Qué lugares de Honduras has visitado?

Fuimos a Punta Sal, que es precioso y el pescado frito es delicioso. Ahí me comieron los mosquitos, entonces yo le quitaría unos puntos de calificación. Luego fuimos a Pulhapanzak y las cascadas son preciosas. Yo creo que ese sitio tiene un diez de calificación. Fuimos en Semana Santa a Comayagua a conocer las alfombras y… bueno, divino, el trabajo de la gente es precioso. También conocemos Copán y bueno, ¿qué te puedo decir?… yo soy antropóloga y para este lugar es el número uno. Ahí venden café, té, chocolate y todas esas cosas que me encantan. Además conocemos Panacam, Celaque, conozco las playas de Tela y Puerto Cortés. Me falta Roatán.

La mexicana-catracha es una amante del café. Foto: Iconos Mag

Tu comida hondureña favorita es…

De las comidas me encanta el pescado frito y las tajadas, son deliciosos. Mi marido dice que que la Sopa de Caracol es deliciosa; no la he probado, la he bailado y no sé si eso cuenta; la bailamos muy bien, pero no he tenido el placer de probarla.

¿Te sientes identificada como una catracha?

Yo digo que sí. El acento sonorense que tengo no se quita ni con «pomada de la campana», como decimos nosotros, pero sí me siento hondureña. Cuando me dieron mi identidad yo dije: ¡Ya soy hondureña! Y me encanta sacarla en el campo y mostrarla porque, pues, ya no soy extranjera, aunque ahí dice que sí. Cuando salgo a la calle y veo las cosas, las veo como de mi país, porque aquí es mi casa.

Palabras catrachas que usas…

«Puchica»… la «panita» se me hace una palabra maravillosa porque son varias cosas a la vez, no solo una. «De un solo» y… bueno, me encanta cómo se escucha cuando hablan de vos. El otro día estaba regañando a mi hijo y volteó y me dijo: Es que vos sos muy mala, y yo le respondí: ¿Qué me dijiste? Él penso que lo iba a regañar porque me había dicho que soy muy mala y yo le digo: Me dijiste ‘vos’; Pues mis hijos ya hablan de vos.

¿Cómo catalogas a los hondureños?

No me gustan los estereotipos, siempre he tratado de evitar que los hagan. El hondureño es gente que te da su confianza e innovadora, que busca lo mejor. La primera vez que yo vine y vi el nivel educativo que había en muchas escuelas, el mall que tienen, que te voy a ser sincera, en la ciudad donde yo vivía en México no lo tenemos. Pues Honduras tiene muchas carencias pero les gusta lo bonito, lo bueno y luchan por eso. Es gente enamorada, les gusta la música y yo creo que les gusta bailar porque toda la música es movidita tipo la Sopa de Caracol. El hondureño es una persona buena y que, estoy segura va a salir adelante.

Emma Aguayo tiene 2 años de estar en Honduras. Foto: Iconos Mag

Un mensaje para los hondureños…

Los hondureños vamos a cambiar el mundo con lo que tenemos en frente, con la ecología que podemos hacer en frente, que es la basura reciclada en tu casa, que es respetar las reglas de tránsito, que es encender las luces de afuera de tu casa para cuando la gente pase no camine en oscuras porque sabemos que no todas las calles tienen luz; es también que si ves una señora que va a cruzar la calle, pues frena un poco, no le avientes el coche; y si quieres ir más allá, ve al bordo o ve a un hospital y reparte algo de comida, todos podemos donar una barra de pan o un paquete de frescos, siempre hay cómo… son hondureños.

Gracias a Iconos Mag que me hizo el favor de sentir hondureña y, a todos los hondureños que están viendo: gracias por darme la bienvenida a su país. Espero que para la próxima entrevista yo ya haya probado a sopa de caracol.

Etiquetas

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar